NOTICIAS
02/01/2019 17:52 CET | Actualizado 02/01/2019 18:00 CET

La Junta de Extremadura llama "inútiles" a los responsables de Renfe tras dejar tirados a 163 pasajeros

"Si no son capaces, si son unos ineptos y no pueden hacer un transporte ferroviario seguro para los ciudadanos que lo dejen".

La Junta de Extremadura ha reprochado este miércoles a Renfe que "si no son capaces, si son unos ineptos y no pueden hacer un transporte ferroviario seguro para los ciudadanos que lo dejen" y que busquen uno "alternativo para trasladar a los extremeños".

Así lo ha indicado el director general de Transportes de la comunidad, José González, quien ha resaltado que porque en Renfe sean "unos inútiles que no son capaces de gestionar adecuadamente una avería", no pueden "quedar aislados" a los extremeños.

"Si no son capaces de mantener un servicio decente y adecuado a los tiempos en los que vivimos, por favor que lo dejen, que lo suspendan y que cambien el transporte ferroviario por otro tipo de transporte por parte de Renfe, aéreo, autobuses... lo que ellos consideren oportuno pero que no pongan en peligro la seguridad de los ciudadanos", ha espetado.

González se ha pronunciado así en declaraciones a los medios este miércoles en Mérida, donde, además, al ser preguntado por la intervención de la Policía Nacional, ha considerado que es algo "gravísimo" y ha lamentado que "ayer se podía haber armado algún incidente de los propios pasajeros con algún empleado de Renfe que tampoco tiene la culpa".

En este sentido, el responsable de Transportes en la región ha aclarado que al hablar de seguridad también se refiere a la "seguridad en las propias estaciones que pueden algún día hartarse los ciudadanos y pasar lo que nadie quiere que pase".

"Horrible" gestión de la incidencia

A este respecto, González también ha indicado que la Junta ha "requerido por escrito" y "a la mayor brevedad" al presidente de Renfe, Isaías Táboas, un "informe exhaustivo de qué fue lo que ocurrió" este pasado martes y "no sólo con respecto a las averías sino también con el tratamiento, la gestión que se hizo de esas averías".

Una gestión que ha tachado de "lamentable" y "horrible" porque, a su juicio, "no tiene justificación" que sigan ocurriendo estas averías pero "peor todavía" es la administración de la misma. "Nunca tendría que haber ocurrido lo que ha pasado y es que 180 personas se encontraran sin calefacción y sin luz en medio del campo sin posibilidad ninguna de trasbordo", ha lamentado.

En este sentido, el director general de Transportes ha explicado que en el tren que procedía de Badajoz, un 599, "se detectó algún problema" en Mérida y en esta ciudad había dos trenes, un 598 "viejo" y un 599 "nuevo"; éste último se mandó a Villanueva de la Serena (Badajoz) mientras que el 598 a Madrid por lo que "salió ya tocado de Mérida", ha proseguido.

Por tanto, González ha evidenciado que dicho tren "ya no era lo más seguro" y cuando llegó a Navalmoral de la Mata (Cáceres) "se paró" y, según ha relatado, "ahí si en ese momento se realiza el trasbordo en autobuses hubiera sido una de tantas, pero el problema está en que alguien se empeñó en continuar con ese tren en malas condiciones hacia Madrid, que lo único que podía pasar era que se quedara parado antes o después".

"Si ese tren se queda en Navalmoral porque ya estaba tocado y se hace el trasbordo en autobús, se hubiera hecho a una hora razonable y nadie hubiera tenido que estar toda la noche en medio del campo", ha recalcado González, toda vez que ha apuntillado que "esa fue la gestión mala a nuestro entender que se hizo, con independencia de la avería que se produjera, la gestión fue nefasta".

"Y yo no se qué brillante mente es a la que se le ocurrió dar la orden de que continuara el tren, no lo puedo entender, y eso nos lo tiene que explicar el presidente de Renfe porque alguien dio la orden de que continuara un tren averiado, esas explicaciones nos las tienen que dar", ha espetado.

De este modo, ha apuntado que una vez tengan el informe solicitado, la Junta pedirá "que se adopten las medidas necesarias para que esto no vuelva a ocurrir". "Esto no puede volver a ocurrir de ninguna de las maneras pero, además, por una razón muy fácil y es que se está poniendo en peligro la seguridad de los extremeños y de todos los viajeros de ferrocarril que transitan por Extremadura", ha remarcado.

Por otra parte, preguntado por otra avería en otro tren en la mañana de este pasado martes, González ha manifestado que "el día de ayer fue tremendo" pero que "la diferencia" entre ésta y la incidencia de por la noche "está en la gestión" de la misma. En este caso, los pasajeros "llegaron con 30 minutos de retraso a Madrid" algo que, a su juicio, también es "una indecencia".

Asimismo, interpelado por si esto habría ocurrido si la manifestación del pasado mes de octubre se hubiera hecho en Madrid en lugar de en Cáceres, el responsable de Transportes ha indicado que "averías va a haber" si se hace la concentración "en Cáceres, en Madrid o en Nueva York" porque "no va a influir en que se averíe un tren".

A este respecto, ha aseverado que lo que les tiene "indignados" no es "la avería en sí" sino la "gestión que se hizo del incidente" porque "es cruel tener a 180 personas en medio de la vía, del campo, sin luz y sin calefacción".

"Eso es lo realmente cruel que ha pasado anoche, que nadie tuviera dos dedos de frente, siendo técnicos como son, para decir este tren no puede continuar, se tiene que parar en Navalmoral, es empeñarse en hacer las cosas sin calcular las consecuencias", ha lamentado.

Por ello, González ha mostrado la "solidaridad" de la Junta y de los extremeños "con las personas que ayer sufrieron la tragedia" de estar "de madrugada en medio del campo sin luz y sin calefacción, es indignante".

Finalmente, preguntado por si se plantean hacer una nueva manifestación, ha señalado que no van a "adelantar nada" hasta que tengan el informe que están "pendientes de recibir"; por lo que van a "esperar".

"No tengamos prisa, sí en arreglar el problema no en tomar en caliente decisiones de las que nos podamos arrepentir, vamos a esperar al informe y a la vista de lo que nos diga o de las medidas que ellos adopten, nosotros seremos los que a continuación tengamos que decir o hacer lo que se crea conveniente", ha concluido.