POLÍTICA
08/01/2019 15:43 CET | Actualizado 08/01/2019 19:43 CET

El rey apela al "indispensable" respeto de las resoluciones judiciales

Este años se ha celebrado en Madrid en vez de en Barcelona.

El rey ha hecho hoy una llamada al "indispensable" respeto de las resoluciones del poder judicial en España, un poder del que ha resaltado su "plena legitimidad" e independencia.

Felipe VI ha presidido en la sede de la Real Academia Española de la Lengua la entrega de despachos a la 68 promoción de la carrera judicial, un acto que habitualmente se celebra en Barcelona pero que en esta ocasión el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido trasladar a Madrid con motivo del 40 aniversario de la Constitución.

Acompañado de la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el titular de Interior, Fernando Grande Marlaska, y el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes (quien en su intervención ha defendido el "irrenunciable" imperio de la ley), Felipe VI ha ensalzado el valor del texto constitucional y la necesidad de respetar las resoluciones judiciales.

Una apelación que ha realizado a la espera de que se fije la fecha de inicio del juicio contra los dirigentes independentistas del "procés" pero sin que en ningún momento se haya referido explícitamente a la situación en Cataluña.

El jefe de los Mossos, presente en el acto

Sus palabras las ha escuchado en la sala el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Miquel Esquius, quien ha acudido como invitado junto al responsable de la Policía Nacional en Cataluña, José Antonio Togores.

En el cóctel posterior al acto, Esquius, al frente de los Mossos desde el pasado julio, ha saludado con cordialidad a Felipe VI y también ha conversado de manera amistosa con Grande-Marlaska.

En su intervención, el jefe del Estado ha recalcado el valor del poder judicial, que ha asegurado que cuenta con "plena legitimidad" y del que ha destacado su independencia.

La Constitución, "norma fundamental"

Don Felipe ha pedido a los nuevos jueces que tengan siempre presente que en el origen y la esencia de sus decisiones debe situarse la Constitución "como norma fundamental de nuestra convivencia que inspira el resto del ordenamiento jurídico y que nos asegura -ha dicho- un escenario cierto, sólido y fiable de derechos y libertades".

Asimismo, ha resaltado que el poder judicial es pieza clave en el entramado institucional diseñado por los constituyentes, y ha sido entonces cuando ha instado al respeto de sus resoluciones.

"La función de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, atribuida en exclusiva a un poder del Estado, independiente y plenamente separado de los demás poderes, así como el respeto a las resoluciones dictadas por los órganos judiciales, son -ha subrayado- condiciones indispensables en cualquier democracia que se precie de serlo".

El rey ha enfatizado además que "España merece que todos y cada uno de nosotros, desde el papel que nos corresponde, estemos plena y permanentemente comprometidos con nuestros valores constitucionales, con la libertad y el pluralismo político, con la justicia, la igualdad y el respeto a la dignidad de las personas".

La petición de Lesmes

Por su parte, Carlos Lesmes ha pedido a los 63 nuevos jueces que contribuyan a la paz social y defiendan el "carácter irrenunciable" del imperio de la ley y el respeto a los derechos individuales y colectivos.

Ha apelado también a la importancia del poder judicial como "pilar fundamental dentro del entramado institucional de nuestro Estado".

Un poder, ha explicado, "con la misión esencial de garantizar la convivencia en libertad en cada uno de los rincones de nuestro país y la protección de los derechos de todos".

Entre los representantes de la judicatura presentes en el acto han estado los presidentes de los Tribunales Superiores de las comunidades autónomas, entre ellos, el de Cataluña, Jesús María Barrientos.

Barrientos había expresado días atrás su "profunda decepción" por la decisión del CGPJ de trasladar este acto desde Barcelona, sede de la Escuela Judicial, a Madrid.

También han acudido la Fiscal General del Estado, María José Segarra; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez, y la exdirectora de este centro Gema Espinosa, esposa del juez Pablo Llarena, instructor de la causa del "procés".

La entrega de despachos se ha iniciado con la número uno de la promoción, la aragonesa Carlota Alonso, a quien Felipe VI ha impuesto la Cruz de San Raimundo de Peñafort.

La 68 promoción de nuevos jueces está integrada por 40 mujeres y 23 hombres.

Cataluña y Andalucía son las comunidades autónomas a las que irán destinados más miembros de la promoción, con 16 nuevos jueces cada una.

APRENDE A USAR TU DINERO