INTERNACIONAL
08/01/2019 10:57 CET | Actualizado 08/01/2019 10:57 CET

May reúne al Gobierno en plena ofensiva para impulsar su acuerdo del Brexit

La primera ministra británica sabe que tiene difícil, muy difícil, lograr un voto favorable en el Parlamento.

Imagen de archivo de la primera ministra británica, Theresa May.

La primera ministra británica, Theresa May, preside este martes la reunión semanal con su gabinete de ministros en plena campaña para recabar apoyos a su acuerdo para la salida de la Unión Europea (UE), criticado dentro y fuera de su partido.

May y su equipo debatirán su estrategia la víspera de que, mañana, la Cámara de los Comunes retome el debate sobre el pacto, sin que de momento el Ejecutivo haya detallado las supuestas mejoras al texto que ha conseguido de Bruselas.

Se prevé que el tratado sea votado el 15 de enero, de modo que, si es rechazado, se abre la posibilidad de un Brexit (salida de la UE) no negociado o de una prórroga del periodo de negociación a fin de hallar otra resolución.

May suspendió una primera votación prevista para el 11 de diciembre por falta de apoyos al pacto, criticado por la oposición, parte de los conservadores y sus socios parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.

El ministro del Brexit, Stephen Barclay, este martes.

El ministro británico para el Brexit, Steve Barclay, ha recordado este martes que la prórroga de las negociaciones mediante la extensión del artículo 50 del Tratado de Lisboa "no sería una decisión unilateral del Reino Unido" pues requeriría la aprobación de los países de la UE.

Además, "generaría problemas prácticos", ha dicho a la BBC el ministro, después de que el lunes su colega Margot James planteara que puede ser necesario extender ese artículo, que dio inicio a los dos años de negociaciones con Bruselas, para evitar una salida del bloque sin acuerdo el próximo 29 de marzo.

Por su parte, May organizó el lunes en su residencia oficial de Downing Street una recepción para agasajar a los parlamentarios conservadores y del DUP norirlandés, que también podrán asistir a otra fiesta prevista para el miércoles, en la que volverá a exponer su visión del Brexit.

La exministra Theresa de Villiers, que ha asistido al cóctel de anoche, ha dicho a los periodistas que el acto no la ha hecho "cambiar de opinión" y que su intención es no respaldar el acuerdo del Gobierno.

El diputado del DUP Nigel Dodds ha declarado que el evento había sido "muy agradable" pero ha señalado que hay que ver las mejoras que propone May, mientras que la secretaria de Estado Heather Wheeler aseguró que la primera ministra "tiene un plan para ganar".

ESPACIO ECO