INTERNACIONAL
09/01/2019 11:36 CET | Actualizado 09/01/2019 11:36 CET

El Elíseo advierte: "No puede haber alianzas con la ultraderecha en España"

La Presidencia francesa "vigila de cerca" las conversaciones para formar gobierno en Andalucía.

El presidente francés, Emmanuel Macron.
El presidente francés, Emmanuel Macron.

La Presidencia francesa "vigila de cerca" las conversaciones con el partido Vox para formar Gobierno en Andalucía y advierte, especialmente a Ciudadanos, de que "no puede haber alianzas con la extrema derecha" en España.

Una fuente del Palacio del Elíseo ha señalado a un grupo de corresponsales de medios extranjeros, entre ellos la agencia EFE, que "trabajar con un partido de extrema derecha no es algo anodino" y que "lo tendrán en cuenta" en su "reflexión" para elegir a sus socios en Europa.

"Observamos, y somos muy claros sobre el hecho de que no puede haber alianzas con la extrema derecha", ha indicado.

Observamos, y somos muy claros sobre el hecho de que no puede haber alianzas con la extrema derecha

La fuente ha reconocido que "por el momento no hay una alianza de fondo" con Vox, por lo que no se puede especular sobre sus posibles consecuencias, pero ha destacado que las negociaciones en Andalucía son "un punto de vigilancia" para el Gobierno francés.

"Miramos lo que hace el Partido Popular, pero evidentemente también lo que hace Ciudadanos, con quienes (...) En Marcha -el movimiento del presidente francés, Emmanuel Macron- tiene vínculos amistosos desde hace tiempo", ha señalado.

El Elíseo ha recordado el "fuerte compromiso europeo" del partido liderado por Albert Rivera y ha llamado a "respetar los principios sobre el fondo y sobre los socios que se eligen en los gobiernos, incluso en los regionales".

Para Francia, la irrupción de Vox en las instituciones "demuestra desgraciadamente que no hay una excepción española" al auge de los partidos de extrema derecha.

En su análisis, el resultado de la formación de Santiago Abascal en las elecciones andaluzas enseña que "España no está a salvo de un sentimiento nacionalista y quizá también de un sentimiento de renovación política, que ya se había expresado por la emergencia de dos nuevos partidos, en la izquierda y el centro-derecha, con Podemos y Ciudadanos".

La advertencia del Elíseo es la más fuerte lanzada hasta ahora por Francia sobre posibles pactos con Vox, después de que la ministra de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, rechazase el martes en Bruselas cualquier compromiso "con un partido de extrema derecha que abandera valores que son totalmente contrarios a nosotros".

Macron ha hecho de la lucha contra las fuerzas nacionalistas y populistas el eje de su discurso ante las próximas elecciones europeas de mayo, y lo usará como criterio para elegir a sus aliados en el próximo Parlamento Europeo.

Precisamente, un exdiputado de la mayoría 'macronista' en el Parlamento francés, Manuel Valls, se ha destacado en España, en esta ocasión como candidato a la Alcaldía de Barcelona, por defender un gran pacto de Estado para frenar el paso a la extrema derecha.

Macron ganó las elecciones presidenciales de 2017 gracias a su apabullante victoria en la segunda vuelta frente a la ultraderechista Marine Le Pen, con un mensaje europeísta en el que se presentó como la antítesis de los valores reaccionarios del nacionalismo.

La fuente del Elíseo ha insistido en que el presidente francés mantendrá este año su "discurso firme"sobre los derechos humanos y el respeto al derecho internacional frente a la "ola nacionalista". Francia se prepara para la "recomposición" del Parlamento Europeo tras los comicios, que dará lugar a nuevas alianzas "con fronteras diferentes", ha agregado.

La sede de la Presidencia gala considera que su país es uno de los pocos que en la actualidad goza en Europa de estabilidad política, con un presidente respaldado por una amplia mayoría absoluta, lo que debería permitir a Francia impulsar las reformas comunitarias, aunque hasta el momento no están satisfechos con su ritmo.