ECONOMÍA
09/01/2019 16:27 CET | Actualizado 09/01/2019 16:27 CET

El recibo de la luz subirá un 8% este año

El año 2019 no trae buenas noticias para el bolsillo de los consumidores.

mustafagull via Getty Images

Los consumidores tendrán que rascarse más el bolsillo ante la escalada del precio de la luz. El año 2019 no parece que traiga alegrías al respecto y que subirá todavía más.

El precio de la electricidad en el mercado diario (el conocido como pool eléctrico) será un 8% más caro en 2019 respecto al año anterior, según las previsiones del Grupo ASE, una compañía que se dedica a asesorar en materia energética a otras empresas, en su Informe del Mercado Eléctrico difundido esta semana.

El mercado ibérico de futuros (OMIP) ha previsto que el precio de la electricidad se eleve hasta los 61,90 euros por megavatio hora (MWh) en 2019.

Así ha evolucionado la previsión del precio de la luz en el mercado de futuros para 2019:

Grupo ASE
Cotización del mercado ibérico de futuros para 2019.

El año 2018 ya fue un año caro

Si se cumple el pronóstico del Grupo ASE, el precio mayorista de la electricidad subirá un 8% en 2019 respecto a los 57,29 euros por megavatio hora (MWh) de media del año pasado.

No conviene olvidar que el año 2018 ya fue un año con precios muy altos en la electricidad: fue un 11,1% más caro que en 2017 y un 26,5% más elevado que la media de los últimos cinco años.

Así ha evolucionado el precio de la electricidad en los últimos años:

Grupo ASE
Evolución del precio en el mercado eléctrico diario.

La segunda mitad del año ha vivido los precios más elevados. En concreto, el mes de diciembre de 2018 ha terminado con un precio de 61,81 euros por megavatio hora (MWh). Esta cifra supone una ligera bajada del 0,26% respecto a noviembre, pero un 6,7% más que el mismo mes del año 2017.

Grupo ASE
Precio medio del mercado eléctrico diario en diciembre de 2018.

¿A qué se debe este continuo crecimiento de los precios?

El Grupo ASE explica que el alto precio de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) ha impactado en los costes de generación de energía mediante tecnologías fósiles como el gas y el carbón.

El mercado de las emisiones de C02 ha cerrado su cotización en diciembre en 23,93 euros. Este precio ha crecido un 200% respecto a diciembre de 2017.

Tampoco parece que las energías renovables puedan reducir ese precio de la electricidad en el corto plazo. "Aquellos que pronostican un mercado eléctrico más barato por la oferta de energías renovables, tendrán que esperar hasta que exista una potencia instalada con peso suficiente para alterar la relación de fuerzas actual. Hoy por hoy, el precio del pool viene marcado por las energías fósiles y la hidráulica, que son las que dan fiabilidad al mercado", han explicado desde el Grupo ASE.

"El encarecimiento del precio del mercado eléctrico en 2018 se debe a las ofertas que se realizan por parte de los generadores marginales, que trasladan los incrementos de costes de los combustibles y de los derechos de emisión del CO2, principales causantes de la escalada de precios este verano, que no se ven contrarrestados por la producción renovable", han asegurado desde la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía, que agrupa a 26 compañías, como Alcoa o ArcelorMittal, cuyo consumo de electricidad supone el 11% de la demanda anual de la Península.

¿Por qué tiene que preocupar un incremento en el pool eléctrico?

La evolución del pool afecta directamente al bolsillo de los más de 11 millones de clientes que tienen la tarifa regulada, llamada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Una subida en el precio del mercado eléctrico conlleva automáticamente un alza en sus recibos.

Los precios del mercado suponen el 35% del importe del recibo de la luz. El resto se corresponde a los peajes (40%) y a los impuestos (25%). El Gobierno congeló para este año los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

Un incremento en el pool también afecta al resto de consumidores que tienen contratos de luz en el mercado libre, aunque más a largo plazo.