TENDENCIAS
09/01/2019 13:16 CET | Actualizado 09/01/2019 14:29 CET

Los micromachismos de 'Muzzy', la serie de dibujos con la que aprendiste inglés cuando eras niño

La producción de BBC English tenía una curiosa forma de enseñar adjetivos.

"Muzzy, I'm big Muzzy". ¿Quién no recuerda las lecciones de BBC English protagonizadas por este extraterrestre? Era Muzzy, un ser verde y peludo que hacía aterrizar su nave en el reino de Gondoland. Allí conocía a la familia real compuesta por la reina, el rey, la princesa Sylvia, el malvado Corvax, el jardinero Juan (Bob, en la versión original), y el personaje que explicaba vocabulario y gramática, llamado Carlos (Norman, en la versión en inglés). Todos eran animales (leones, perros, ratones...) salvo Carlos, el único ser humano.

Con Muzzy hicimos, con mayor o menos acierto, nuestros primeros pinitos con el inglés, pero no todo fueron ventajas. Porque, mientras enseñaba adjetivos calificativos en la lengua anglosajona (minuto 3:38 del vídeo), se producía un reparto un poco desigual entre géneros: ellos eran "el fuerte", "el valiente" y "el listo", y ellas eran "la guapa" y "la gorda". Quizá en los años 80 esto pasaba desapercibido, pero en pleno siglo XXI los micromachismos chirrían.

Si pensamos en las tramas principales de muchos de los dibujos de nuestra infancia, en numerosas ocasiones nos llevamos las manos a la cabeza: las motivaciones superficiales de Pitufina en Los Pitufos o las de Patty, la fan incondicional de Campeones, son solo dos ejemplos de cómo algunos dibujos simplificaban a la mujer y la relegaban a un espacio secundario en el que ellos eran el centro.

En el caso de Muzzy, la trama principal gira en torno a cómo el extraterrestre intenta ayudar al jardinero para que consiga a la princesa, de quien también está enamorado el insidioso visir real. ¿Al final alguien le preguntó a ella? Según iMDb, en la reedición de 2001 los cambios que hubo no tuvieron que ver con la trama, sino que palabras como "odio" o "estúpido" se reemplazaron por otras más amables.

La buena noticia es que en la versión moderna de Muzzy, hecha en 3D y lanzada en 2012, hay al menos un cambio en el capítulo: se replica la escena tal cual (minuto 3:51) pero al menos se ha eliminado la parte en la que la reina se autocalifica como "gorda". A cambio la sitúan a ella, en lugar de al rey, en el centro de la imagen observando a los demás. Sin embargo, el reparto de atributos entre géneros sigue siendo muy desigual, y la solución de acallarla en lugar de sustituir "gorda" por un adjetivo que la empodere, es también de dudosa validez.