TENDENCIAS
12/01/2019 13:40 CET | Actualizado 12/01/2019 14:09 CET

Risto Mejide deja "flipando" a sus compañeros de 'Todo Es Mentira' con un inesperado discurso

Los colaboradores no entendían lo que estaba pasando.

Cuatro
Risto Mejide en 'Todo es mentira'.

Risto Mejide ha puesto patas arriba Todo es mentira, el nuevo programa que presenta en Cuatro. Tras los malos datos de audiencia cosechados en la primera semana de emisión y la fría acogida del público, el presentador decidió por su cuenta darle un giro radical al formato.

El programa arrancó este viernes con todos los colaboradores sentados en fila sobre la mesa, algo normal en los primeros episodios. Sin embargo, en lugar de comenzar con lo que estaba previsto y ensayado, Mejide inició un discurso que dejó a sus compañeros con cara de circunstancia y la boca abierta. Ninguno entendía lo que estaba pasando.

"Debería decir que son las cuatro menos 16 minutos [...] pero no lo voy a hacer. De hecho, ya no voy a leer más. Después de lo que ha pasado esta semana, de cómo hemos estrenado este programa, de lo que nos habéis dicho, de las audiencias que hemos hecho... Lo que más me fastidia es que tenéis razón", dijo mirando a cámara.

"Yo no empecé en televisión para convertirme en un busto parlante, para leer lo que un guionista con mucho talento ha escrito. Así que he decidido, personalmente, sin consultarlo a nadie, que no voy a leer más. Aquí se acaba el Risto que lee y continúa el Risto que simplemente dice lo que piensa. Prefiero improvisar mal, que leer muy bien", remató.

Tras la explicación, Mejide dio las gracias a los que habían comentado el programa y mostró su confianza en poder mejorarlo "porque todavía está en emisión".

Puedes verlo aquí

También aseguró que sus compañeros no sabían nada de lo que acababa de hacer y sus caras fueron buenas muestras de ello. "Doy fe", apuntó Marta Flich. "Estamos flipando", convino Itziar Castro.

El resto de los colaboradores enseguida expresaron sus dudas por el funcionamiento del programa de ahí en adelante: "¿Esto cómo va?", "¿Nosotros tenemos que seguir leyendo?".

Ahora, todas las miradas están puestas en el programa del lunes por ver cómo le sale la jugada.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'