TENDENCIAS
12/01/2019 09:11 CET | Actualizado 12/01/2019 09:12 CET

Siete consejos sexuales que cambiarán las reglas del juego

No es necesario gastarse fortunas en juguetes sexuales caros ni participar en orgías para pasar un buen rato.

Westend61 via Getty Images
Año nuevo, vida sexual nueva.

Añadir algo de picante a la cama no tiene por qué implicar hacer algo demasiado loco. El morbo se produce en un amplio espectro, pero no es necesario gastarse fortunas en juguetes sexuales exclusivos ni participar en orgías para pasar un buen rato (aunque si te apetece, adelante).

Descubre a continuación los consejos de varios educadores y terapeutas sexuales para ser más atrevidos este año en la cama.

1. Id más allá de lo binario

"La liberación de género está abierta a todo el mundo. Si hay algo que siempre has evitado explorar o expresar, es el momento de que te permitas hacerlo. A veces es tan sencillo como ir una clase de repostería o estudiar mecánica. Pero quizá lo que te apetece es probar los azotes o el sexo anal. ¿Hay algo que desees hacer pero que 'la gente como tú' no 'debería' probar? Pruébalo, disfruta la emoción del tabú y recuerda que el futuro es fluido". ―Chris Maxwell Rose, educadora sexual y creadora de los cursos de internet Pleasure Mechanics.

2. Probad vuestras fantasías ocultas

"Muchos artículos recomiendan avivar las relaciones añadiendo variedad. Y tiene sentido. Con el tiempo, lo que nos resulta más familiar en el sexo se vuelve monótono, y el sexo monótono no es muy divertido. Antes de añadir variedad, pregúntate qué es lo que echas en falta en este momento que haría más divertido el sexo. Puede que quieras nuevos juguetes (por algo existe una industria multimillonaria de juguetes sexuales), azotes, juegos de roles, fiestas sexuales, intercambio de parejas, lenguaje sucio, mandar mensajes sexuales por el móvil, hablar de tus fantasías sexuales, practicar sexo en lugares distintos (en un coche, en la cocina, en la ducha), probar nuevas posturas o ir a una clase sexual específica juntos". ―Jesse Kahn, director y terapeuta sexual.

3. Tomáoslo con calma y retrasad el orgasmo

"Ya sé que esto no suena muy excitante de primeras, pero hay varios buenos motivos para evitar el orgasmo durante un rato. Os obliga a los dos a ser más creativos y a ver cuánto placer podéis sentir a través de toda la interacción en vez de centraros solo en el final. Probablemente paséis más tiempo con los preliminares. Si normalmente os sentís presionados para llegar al orgasmo, esto aliviará esa presión. Además, puede que os resulte tremendamente excitante que haya algo prohibido". ―Vanessa Marin, terapeuta sexual y creadora de cursos por internet de terapia sexual.

4. Concentraos en la respiración

"Todo el mundo necesita respirar más durante el sexo. De todas las técnicas sexuales que enseño, aprender a respirar para relajar el cuerpo y llenarlo de energía les resulta revolucionario a muchas personas. Respirad hondo cuando os empecéis a excitar y daos cuenta de lo que sucede". ―Rose.

5. Añadid aceite a la mezcla

"No hay nada como la calidez de un masaje con aceite caliente, sobre todo si le pones a tu pareja una venda en los ojos para intensificar las expectativas. Cuando el aceite esté caliente, véndale los ojos a tu pareja y llévala al lugar donde vas a darle el masaje. Deja que gotee un poco de aceite en su cuerpo. La venda le añade al aceite un poco más de misterio, el no saber dónde va a caer la primera (o la siguiente gota), y la calidez crea una sensación muy excitante con el masaje. Lo mejor de esta experiencia sexual es que combinas distintas sensaciones para crear algo nuevo; en este caso, la temperatura, el tacto y la supresión de la vista". ―Kenneth Play, asesor sexual.

6. Masturbaos más a menudo y juntos

"Probad a masturbaros delante de vuestra pareja. Darse placer a uno mismo puede ayudaros a reconectar con vuestro cuerpo, a aprender de él y a descubrir lo que le gusta. La masturbación es también una práctica segura para probar nuevos juguetes sexuales. No solo eso, sino que hablar abiertamente sobre la masturbación también incrementa la conexión con vuestra pareja. Masturbaros juntos es un modo estupendo de ver a alguien que te atrae dándose placer, lo cual es además un modo ilustrativo de descubrir cómo le gusta que se lo hagan. Consejo extra: todo el mundo puede utilizar lubricante, aunque esté a solas. El lubricante es un añadido estupendo tanto para las partes del cuerpo que se lubrican solas como para las que no". ―Kahn.

7. Imaginad que estáis solteros y vais a practicar sexo con una persona nueva

"Esta técnica no consiste en estar con otra persona (aunque esa es otra forma que tienen las parejas de darle chispa al sexo), sino en volver a considerar lo que os gusta sexualmente y borrar cualquier aspecto negativo (o antimorbo) que tu pareja y tú hayáis desarrollado con el tiempo. Muchas parejas, especialmente en las relaciones largas, tienden a caer en una rutina por la cual encontraron algo que les funcionó al principio y lo siguen haciendo. También me ha dicho más de una persona que les gustaría haber hecho alguna crítica constructiva al principio de la relación pero nunca dijeron nada porque aún no tenían confianza. Cuando por fin tienen suficiente confianza para decirle a su pareja lo que opinan, temen que ya sea demasiado tarde y que su pareja se ofenda por no habérselo dicho antes. Por eso, imaginaos que empezáis desde cero y pensad en lo que querríais que supiera una nueva pareja sexual sobre cómo os gusta que os toquen, cuándo estáis más receptivos, cuáles son vuestras posturas favoritas o qué os gustaría probar. Y decídselo a vuestra pareja". ―Sarah Hunter Murray, investigadora sexual y autora de 'Not Always in the Mood: The New Science of Men, Sex, and Relationships'.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery 9 beneficios del orgasmo See Gallery