INTERNACIONAL
14/01/2019 20:20 CET | Actualizado 14/01/2019 20:23 CET

Retiran los títulos honoríficos al Nobel que defiende que los negros son genéticamente menos inteligentes

El que fuera ganador del Nobel de Medicina en 1962 por descubrir la doble hélice del ADN insiste en sus declaraciones supremacistas.

James Watson, en una imagen de archivo de 2016.
Brent N. Clarke via Getty Images
James Watson, en una imagen de archivo de 2016.

El científico estadounidense James Watson, ganador del premio Nobel de 1962, ha sido despojado de sus títulos honorarios después de que reiterara unos polémicos comentarios sobre la raza y la inteligencia.

En un documental de televisión transmitido el 2 de enero, el investigador pionero de los estudios del ADN hizo referencia a su opinión de que los genes influyen en que haya una diferencia en el promedio que consiguen negros y blancos en pruebas de inteligencia o de coeficiente intelectual. El laboratorio Cold Spring Harbor, de Nueva York, señaló que los comentarios del científico de 90 años son "infundados e imprudentes". Watson había hecho señalamientos similares en 2007, cuando afirmó que los africanos eran menos inteligentes que los europeos, pero posteriormente se disculpó.

El investigador compartió el Nobel de Medicina en 1962 con Maurice Wilkins y Francis Crick por su descubrimiento de la estructura de doble hélice del ADN. Ese hallazgo está considerado como uno de los momentos clave en la ciencia moderna.

Las polémicas declaraciones

En 2007, el científico, quien trabajó en el laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge, le dijo al periódico británico The Times que era "pesimista respecto al futuro de África", porque "todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la de los blancos, cuando todas las pruebas indican que en realidad no es así". Watson dijo que aunque esperaba que todo el mundo fuera igual, "la gente que ha tenido que tratar con trabajadores negros encuentra que eso no es verdad".

Todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la de los blancos, cuando todas las pruebas indican que en realidad no es así

El académico nacido en Chicago también dijo que las personas no deberían ser discriminadas por su raza, porque "hay mucha gente de color que es muy talentosa". "A todos los que dedujeron de lo que dije, que África, como continente, es genéticamente inferior, a todos ellos, les pido disculpas. No es lo que quise decir. No hay base científica para aseverarlo", dijo.

Después de sus comentarios de 2007, el laboratorio Cold Spring Harbor lo suspendió. El científico perdió su trabajo como rector en el laboratorio y fue destituido de sus funciones administrativas. Pero tras escribir una disculpa, retuvo sus títulos honorarios como rector emérito, profesor emérito Oliver R. Grace y miembro honorario.

Sin embargo, tras las declaraciones ofrecidas en el programa de televisión American Masters: Decoding Watson (Maestros estadounidenses: decodificando a Watson), ya este año, la institución lo ha despojado de todos los títulos. Watson le dijo a PBS, la cadena pública estadounidense, que su visión sobre la raza y la inteligencia no había cambiado. "Las declaraciones del doctor Watson son reprensibles y carecen de respaldo científico", indicó el laboratorio en un comunicado. Sus palabras, decían, venían a revertir las disculpas del pasado.

Las declaraciones del doctor Watson son reprensibles y carecen de respaldo científico

Medios estadounidenses informaron que Watson se encuentra en una residencia, recuperándose de un accidente automovilístico y que tiene conciencia "muy mínima" de su entorno.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

La venta de la medalla

Watson ha sido polémico porque vendió su medalla de oro en 2014. Era la primera vez en la historia que un ganador del Nobel ofreció subastar su presea. Según dijo en un comunicado en esa ocasión, su intención era dedicar parte de las ganancias a financiar proyectos en las universidades e instituciones científicas en las que estudió y trabajó a lo largo de su carrera.

"Estoy deseando hacer más regalos filantrópicos al laboratorio Cold Spring Harbor, la Universidad de Chicago y el Clare College Cambridge, y así seguir contribuyendo a que el mundo académico continúe siendo un ambiente donde prevalecen las grandes ideas y la decencia", señaló.

Ese mismo año, el biólogo molecular indicó que había sido excluido de la comunidad científica tras haber formulado sus comentarios sobre la raza.

QUERRÁS VER ESTO

El racismo de Donald Trump.

ESPACIO ECO