POLÍTICA
15/01/2019 12:28 CET | Actualizado 15/01/2019 17:45 CET

Moreno apela al diálogo sin "cordones sanitarios": "Dispuesto a hablar con todos y no renuncio a hablar con nadie"

Discurso del candidato del PP en la primera jornada del debate de investidura.

EFE
Moreno

Aires nuevos en el sur. El Parlamento de Andalucía ha celebrado la primera sesión del debate de investidura, en el que Juan Manuel Moreno Bonilla, el candidato del PP a presidir la Junta, ha expuesto su programa político aludiendo al cambio, al diálogo y la unidad de España y rechazando "cordones sanitarios".

La sesión continuará mañana por la mañana, cuando hablarán los portavoces de los grupos parlamentarios. Ya por la tarde será la votación, en la que Moreno saldrá investido gracias a los votos del PP, Ciudadanos y Vox.

En sus primeras palabras, Moreno se ha presentado como presidente de un Gobierno andaluz del "cambio" y ha apelado al "diálogo" sin "cordones sanitarios": "Dispuesto a hablar con todos y no renuncio a hablar con nadie".

"El cambio ha llegado", ha proclamado Moreno en el Hospital de las Cinco Llagas -sede del Parlamento andaluz-. Y ha agregado: "El cambio tiene que ser conciliador, pero tiene que ser real".

Asimismo, el aspirante popular a la Presidencia de la Junta ha dicho que Andalucía necesita un "revulsivo" tras muchos años "ralentizada" por la Administración socialista. "Los andaluces han despertado", ha incidido en la Cámara autonómica. En este punto, ha manifestado que la comunidad hará ahora su "propia transición hacia la alternancia política".

El candidato del PP a la Presidencia ha citado al inicio al "admirado" expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, de quien ha tomado prestada una frase a modo de compromiso: "Soy una persona normal y voy a gobernar desde la normalidad".

Ha solicitado el apoyo para un presidente de un partido "distinto" al PSOE tras cuarenta años en Andalucía, lo que le ha llevado a asegurar que la sesión de hoy "no es una investidura más" pues lo que se decide es "si queremos un cambio de ciclo".

"Entre todos tenemos la llave que puede abrir un nuevo futuro para Andalucía, una comunidad que hará su propia transición", ha apostillado.

Según Moreno, la democracia es "cambio". Por eso, "nadie puede tener miedo a la democracia", por lo que ha apostado por un cambio "conciliador". Se ha comprometido a llevar a cabo una alternancia "tranquila y con paso firme" con el objetivo de aumentar la calidad de la democracia representativa y de conseguir la convergencia en progreso, empleo y bienestar.

"La democracia representativa es incompatible con el mal uso del poder y nadie puede tener poder ilimitado", ha sostenido.

Pide sacar la violencia de género de la lucha partidista

Durante su intervención, Moreno ha prometido actuar con "responsabilidad", y la ha exigido también "a todos", para sacar de la contienda política la violencia de género, y ha apostillado: "quienes sufran violencia encontrarán en mi gobierno un refugio seguro".

"El maltrato es una lacra social que debemos erradicar y hay que hacerlo construyendo sobre lo que ya tenemos; sumando, enriqueciendo, mejorando las leyes", ha defendido durante su discurso de investidura.

Aunque sin referirse de forma expresa a la violencia de género, ha asegurado que quienes sufran "violencia física, psicológica o social, de cualquier tipo y en cualquier ámbito, encontrarán en mi gobierno un refugio seguro, una mano para acogerle y otra para ayudarle a salir del infierno en que viven".

"Siempre hemos estado con los más débiles, y así seguirá siendo", ha resumido el candidato del PP.

Tal y como se recoge en el acuerdo de gobierno suscrito por el PP y Ciudadanos, ha dicho que traerán al Parlamento una Ley de Apoyo a las Familias Andaluzas "adaptada a la realidad actual, con especial atención a las familias numerosas y monoparentales".

También se ha comprometido a impulsar medidas para mejorar la conciliación laboral y familiar, la reducción de la brecha salarial y el desempleo femenino para acabar con la discriminación en el ámbito laboral.

Igualmente, ha asegurado que impulsarán "un cambio cultural" por el que se eduque a niños y niñas, desde edades tempranas, en los mismos valores de igualdad que defiende la Comisión Europea.

"Decencia" y luchar contra la corrupción "desde el interior"

Ha dedicado una parte del discurso a los casos de corrupción y ha prometido que gobernará con "el discurso de la decencia y el comportamiento de la rectitud". Acto seguido, ha considerado que "es preciso luchar contra los corruptos desde el interior de las instituciones".

"Me propongo que en el interior de San Telmo haya tanta luz como en la fachada", ha dicho Moreno, que ha remachado que le "asquea" la corrupción "venga de donde venga".

15 cosas que no sabías de Juanma Moreno

Ha asegurado que la única "sumisión" de su gobierno será "la verdad" y que serán "intransigentes con la corrupción". Moreno ha detallado las medidas de regeneración democrática y transparencia pactadas con Ciudadanos, entre ellas una auditoría integral de la Junta y del sector público, la limitación de mandatos a ocho años, la eliminación de los aforamientos o el proyecto de ley que proteja al personal que denuncie la corrupción.

Además, ha subrayado que se creará una Oficina Andaluza de Lucha contra el Fraude y la Corrupción: se sancionará a los altos cargos que incumplan la normativa sobre incompatibilidades.

El PP pondrá en marcha la comisión de investigación de la Faffe y el Ejecutivo andaluz se personará en la justicia para recaudar el dinero defraudado en los ERE, ha garantizado.

Por una España "unida"

Uno de sus compromisos ha sido que trabajará "sin descanso contra los tópicos y las etiquetas" al frente del Ejecutivo andaluz, que " se pondrá al frente de la defensa de los intereses de los andaluces en una España unida, sólida y solidaria" en la que Andalucía no sea "moneda de cambio".

Además, en el transcurso de su discurso como candidato a la investidura en el Pleno del Parlamento, el líder del PP-A ha indicado que también trabajará desde la dirección del nuevo Gobierno de la Junta "para reivindicar el orgullo de ser andaluz en una España unida, fuerte y próspera".

EFE
Moreno Bonilla

Moreno ha aseverado que "Andalucía no puede ser moneda de cambio para nada" y en esa línea ha advertido de que ni él "como presidente ni ningún miembro" de su gobierno se sentirán "hipotecados ni sometidos por nada ni por nadie en nuestra obligación de defender la unidad nacional consagrada en la Constitución Española".

"Los españoles somos iguales ante la ley y Andalucía se opondrá a los privilegios a favor de territorios a cambio de apoyos para sostener a un presidente del Gobierno", ha avisado el líder del PP-A, quien ha defendido que ningún andaluz tiene "más derecho que cualquier otro español, pero ningún otro español" cuenta "con más derechos que ningún andaluz".

Concentraciones en los alrededores

"La calle es la calle, hoy no es día de manifestación sino de alegría y de manifestación democrática", ha dicho también después de apuntar que afronta el día "con mucha responsabilidad" pues es una jornada muy importante para Andalucía "y para casi los nueve millones de españoles que vivimos en el sur de España". "Este cambio es histórico", ha remachado Moreno.

Coincidiendo con el debate de investidura, los aledaños de la sede institucional del Parlamento son el escenario de una multitudinaria concentración en la que miles de personas corean consignas como "en igualdad ni un paso atrás" o "fuera fascistas de nuestro Parlamento".

La concentración, con una organización coral y a la que se han unido más de 45 colectivos feministas, se celebra bajo el lema 'Ni un paso atrás en igualdad y diversidad. Nuestros derechos no se negocian', siendo protagonizada por una multitud que porta globos violetas o banderas arco iris y que ha coreado consignas como "en igualdad ni un paso atrás", "no estamos exagerando, nos están asesinando", "somos el grito de las que ya no están" o "fuera fascistas de nuestro Parlamento".

Además, ha sido coreado el himno de Andalucía, contando la movilización con la participación de CCOO, UGT y dirigentes como la consejera de Educación en funciones, Sonia Gaya; la consejera de Justicia e Interior en funciones, Rosa Aguilar; el consejero de Fomento en funciones, Felipe López, o la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, entre otros.

EFE
Concentración frente al Parlamento andaluz

La tribuna de invitados

Dentro del Parlamento, también hay muchas miradas hacia la tribuna de invitados. Allí ha ido el exlíder del PP regional Javier Arenas, además de los anteriores presidentes del PP-A Gabino Puche, Teófila Martínez y Juan Ignacio Zoido.

El PP-A ha contado con una amplia representación en la Cámara andaluza en este debate de investidura que es histórico para su formación, que nunca antes en los celebrados hasta ahora en la historia de la autonomía había contado con un candidato, en este caso Juanma Moreno, que ha entrado en el Salón de Plenos rodeado de aplausos.

EFE
Tribuna de invitados

Así, entre otros, también han acudido este martes al Parlamento el portavoz regional del PP-A, presidente de la Diputación y del PP de Málaga, Elías Bendodo; los alcaldes de Málaga y Almería, Francisco de la Torre y Ramón Fernández-Pacheco, respectivamente; el flamante presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, y su antecesor y presidente provincial del PP de Almería, Gabriel Amat; la exministra y diputada onubense Fátima Báñez; el presidente del PP de Cádiz y ex delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, o el presidente del PP de Jaén, Juan Diego Requena.

También, el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó; el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla y candidato a la Alcaldía, Beltrán Pérez, el diputado nacional por Córdoba Rafael Merino y el alcalde de Vejer de la Frontera (Cádiz), José Ortiz, quien concurrió a las elecciones del 2 de diciembre como cabeza de lista del PP por Cádiz, si bien renunció a su acta de parlamentario para continuar como regidor.

Tanto Zoido como los citados diputados Merino, Báñez y la exalcaldesa de Málaga Celia Villalobos se han situado en la primera fila de la tribuna de invitados del Salón de Plenos del Parlamento, desde donde también han presenciado el inicio del debate de investidura el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu; el presidente del Consejo Consultivo de Andalucía, Juan Cano Bueso; la presidenta del Consejo Audiovisual Andaluz, Emelina Fernández, y el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos.

En la primera fila también se ha podido ver al presidente de la Cámara de Cuentas andaluza, Antonio López, y el excoordinador de IULV-CA y expresidente del Parlamento andaluz Diego Valderas.

También han presenciado el debate desde la tribuna de invitados las secretarias generales de UGT-A y CCOO-A, Carmen Castilla y Nuria López, respectivamente, y el portavoz del Gobierno andaluz en funciones, Juan Carlos Blanco.

Entre los asistentes a la primera jornada del debate de investidura también se ha podido ver al padre de la niña Mari Luz Cortés, Juan José Cortés.

Photo gallery Juanma Moreno See Gallery

EL HUFFPOST PARA IKEA