NOTICIAS
16/01/2019 16:12 CET | Actualizado 16/01/2019 16:16 CET

El ayuntamiento de Barcelona determina que la actuación del policía que mató a tiros a la perra Sota fue proporcional

Un agente de Guardia Urbana disparó al perro callejero, según su versión, para defenderse.

TWITTER
Perra Sota

El comisionado de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Amadeu Recasens, ha defendido este miércoles que, según la información recabada por la investigación de la unidad de asuntos internos, la actuación del agente de la Guàrdia Urbana que mató a un perro de un tiro fue defensiva y proporcional.

Recasens, que ha señalado que siempre que hay un disparo en la ciudad se investiga el caso, ha subrayado que las diligencias hechas en esta ocasión han sido 'de las más completas' y ha detallado que se analizaron las comunicaciones de la sala conjunta y se pidieron imágenes de las cámaras de seguridad de los establecimientos de la zona aunque, 'lamentablemente', por distintos motivos, ninguna registró los hechos.

En su comparecencia en la comisión de presidencia y seguridad, el comisionado ha aclarado que alguna de las informaciones que se hicieron públicas los días posteriores no eran ciertas y ha señalado que no hubo ninguna llamada previa de ningún hotel u otra persona.

El comisionado ha puntualizado que el caso se encuentra en disposición judicial y ha señalado que 'si en el juicio aparecen nuevas pruebas' actuaremos en consecuencia.

Recasens ha recordado que el ayuntamiento pidió públicamente testigos y pruebas, pero ha señalado que a día de hoy aún 'no ha habido ningún testimonio que dé una visión diferente' de la recogida en las diligencias.