POLÍTICA
17/01/2019 21:35 CET | Actualizado 17/01/2019 23:01 CET

Errejón: "Soy el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid y no veo contradicción en ir de la mano de Carmena"

El político ha insistido en que "Andalucía nos obliga a reaccionar" y argumenta que "no se gana solo con los que piensan como tú".

EFE
Íñigo Errejón en una visita al Planetario.

"Soy el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid y no veo contradicción en ir de la mano de Manuela Carmena". Íñigo Errejón ha explicado así en Hora 25 (Cadena SER), su último movimiento de cara a las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo, una candidatura conjunta con la alcaldesa de Madrid. "Si hay contradicción en ser de Podemos y caminar con Carmena, que alguien me lo explique", ha insistido.

Su anuncio con Carmena ha provocado primero el pasmo en la formación morada y una airada reacción de Pablo Iglesias después. El secretario general de Podemos le ha mostrado la puerta de salida, le ha hecho de menos con una comparación -"Íñigo no es Carmena"- y ha reconocido sentirse "triste", pero Errejón ha preferido la templanza. "Hay que ser serios y yo prefiero rebajar el nivel de drama y ponernos de acuerdo en las cosas importantes", ha pedido.

"Por supuesto que quiero que mi proyecto sea en Podemos, faltaría más. Es el partido en el que me he dejado la vida durante cinco años", ha enfatizado, para matizar después que "los partidos son una herramienta pero lo más importante es que la gente no se quede fuera". Ha rematad su argumentación con una frase lapidaria: "En Andalucía mucha gente ha quedado fuera y el resultado ha sido desastroso. Yo no quiero que eso pase en Madrid".

"Queríamos concurrir a las elecciones con Podemos, con IU, con Equo y ahora, además, con Manuela Carmena. ¿Eso debilita o fortalece? ¿Eso me coloca fuera?", se ha preguntado Errejón. "Estoy haciendo lo mismo que se ha hecho en Andalucía. ¿Eso hace que ellos son menos de Podemos?", ha insistido.

"A mí los inscritos me han encomendado la misión de desalojar al Partido Popular y ganar la Comunidad de Madrid; eso no se hace sólo con los que piensan igual que uno y con los que ya están convencidos", ha explicado el político, que todavía mantiene la esperanza de que haya entendimiento para una candidatura unitaria de la izquierda en la Comunidad de Madrid.

Por eso, ha defendido "importar en la Comunidad de Madrid" una fórmula que ha servido "para que haya gobiernos del cambio en Madrid, en Barcelona, en Cádiz, en Coruña...". "Es una fórmula que abría y que sumaba a partidos y es una fórmula que funcionó", ha defendido.

"A veces los partidos caen en un cierto ensimismamiento y siguen a su trantrán a pesar de los toques de la realidad", ha argumentado Errejón en referencia al resultado de las elecciones autonómicas andaluzas del 2-D.

Errejón ha reconocido que no había hablado con Pablo Iglesias antes de comunicarle su iniciativa, pero ha alegado que uno de sus defectos es "que soy muy previsible". "Pablo se ha enterado esta mañana de que Manuela y yo concurríamos juntos", ha admitido, "pero es que las reflexiones que llevan a lo de hoy las he escrito, las he dicho en entrevistas y las he hablado dentro de Podemos".

Errejón ha reconocido que Podemos "podía haber hecho cosas mejor en lo político y lo ideológico", pero ha alabado el trabajo de Iglesias. "Ser secretario general es difícil. Pablo lo ha hecho bien", ha asegurado.

El candidato a presidir la Comunidad de Madrid ha reconocido no haber hablado con el líder de Podemos a lo largo del día "pero sí nos hemos escrito". "Incluso en los momentos en los que no estamos de acuerdo, siempre hemos hablado muy bien. Hay mucho fondo detrás", ha asegurado.

Un poco más tarde, sin embargo, ha reconocido que su relación ha cambiado mucho. "Me gusta pensar que sigo siendo su amigo, pero estamos en tareas que dificultan la conciliación de los afectos. La práctica política desgasta mucho y desgasta los afectos, por desgracia. Pero creo que es buena noticia que cada uno sea fiel a sus ideas".

La herida vuelve a sangrar

La herida en Podemos ha vuelto a sangrar este jueves por la mañana, justo cuando el partido cumple 5 años de vida. El anuncio conjunto de Errejón y Manuela Carmena, una candidatura al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid con forma de "carta a los madrileños", ha sajado a la formación morada de forma imprevista.

Todos en Podemos dicen no haber sabido nada de la decisión del que hasta esta mañana era su candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, pero la guerra de Errejón con el líder del partido, Pablo Iglesias, viene de lejos.

El anuncio de Carmena y Errejón ha llegado solo unos días después de que la dirección de Podemos alcanzara un preacuerdo con Izquierda Unida para configurar una lista autonómica en Madrid. Errejón no la reconoció y su anuncio de este jueves significa que no se presentará bajo el nombre de Podemos.

Pablo Iglesias ha interrumpido su baja de paternidad para responder al anuncio de su compañero de partido con una carta leída. El líder de Podemos sitúa a Errejón fuera de la formación morada y lamenta la "maniobra", tras la cual siente "vergüenza".

En lo estrictamente político, la misiva de Iglesias es un anuncio de que Podemos no va a competir con Carmena en el Ayuntamiento, pero sí contra el nuevo partido de Errejón en la Comunidad de Madrid. Esto es, Podemos salta por los aires.

"Íñigo no es Manuela", por lo que "en la Comunidad de Madrid y en todos los demás municipios de nuestro país, Podemos saldrá a ganar, construyendo con Izquierda Unida y con el resto de aliados Unidos Podemos y candidaturas municipalistas de unidad. Y lo seguiremos haciendo con la sociedad civil y con la gente", ha explicado Iglesias.

"Creo que nuestros inscritos se merecen más respeto", reprocha Iglesias, quien ha asegurado no dar "crédito". "No es la primera vez que somos noticia por este tipo de cosas y vuelvo a sentir vergüenza de que se hable de nosotros por maniobras de este tipo", ha señalado.