POLÍTICA
18/01/2019 11:56 CET | Actualizado 18/01/2019 11:56 CET

Laura Luelmo murió antes de que transcurrieran 8 horas desde la agresión

Las pruebas complementarias de los forenses han aclarado las incógnitas sobre el asesinato.

El HuffPost

Laura Luelmo murió antes de que transcurrieran las primeras ocho horas desde que sufrió la agresión, según han aclarado fuentes próximas a la investigación. Las pruebas forenses que se estaban realizando a la profesora de 26 años que fue asesinada en El Campillo (Huelva), terminan de aclarar las incógnitas sobre su muerte.

Según indica El País, la conclusión ratificaría lo que ya dijo la Guardia Civil sobre Laura, que desapareció el 12 de diciembre y la hallaron días después semidesnuda en el campo. El asesino la agredió sexualmente y le propinó un fuerte golpe en la cabeza, para después abandonar su cuerpo. Como dijo la Guardia Civil en su comparecencia, Laura murió el mismo día de la agresión.

La familia de Laura pudo incinerar su cuerpo antes de Navidad, pero las pruebas realizadas al mismo antes revelan que "apenas hubo supervivencia, ya que los tejidos afectados por las lesiones apenas han evolucionado". Señalan, por tanto, que no hubo ningún intento de su cuerpo de reparar las heridas. Fue agredida, golpeada y después falleció.