VIRALES
21/01/2019 17:53 CET | Actualizado 21/01/2019 17:53 CET

El hilo de Twitter que te hará valorar todavía más la Sanidad pública

Un final esperado.

El usuario de Twitter Jaime Bartolomé ha contado en ese red social su experiencia con la Sanidad en Estados Unidos al principio de la década de los 2.000, dos años después de que le diagnosticaran enfermedad de Crohn.

Bartolomé explica que iba a aquel país becado a estudiar cine y que su beca cubría un seguro médico "bastante guay" pero que, sin embargo, no cubría enfermedades ya existentes. Dice que se puso a buscar por su cuenta y que encontró a una doctora que le hacía un 50% de descuento y le revisaba cada dos meses aproximadamente.

"La revisión incluía palparme el abdomen, un tacto rectal y un análisis de sangre. ¿Cuánto diríais que costaba todo eso? Entre 225 y 250 dólares (una vez aplicado el descuento, ergo 500 USD sin descuento) y todo desglosado concepto a concepto en una bonita factura", apunta.

Bartolomé cuenta que, en vista del panorama, pidió presupuesto a una aseguradora y que se encontró con un precio de 650 dólares al mes únicamente por cubrir la enfermerdad de crohn y con una letra pequeña en la que se podía leer que sólo le cubría una colonoscopia al año y un máximo de tres días por año de ingreso en un hospital.

"Lógicamente me volví a España al acabar y, cuando vi a mi especialista de digestivo de la SS, la abracé muy fuerte. A día de hoy tengo afectación de íleon y colon y estoy bien gracias a un tratamiento inmunosupresor biológico que me ponen en el hospital de día cada 8 semanas. Ese mismo tratamiento, en EE.UU, lleva un copago variable en función de la aseguradora", subraya.

El usuario denuncia que, además, las aseguradoras en Estados Unidos retrasan de forma deliberada la aprobación de estos tratamientos para pagar menos. "Ese retraso supone meses de dolor e incapacidad a los pacientes", alerta.

"En resumen, un enfermo de Crohn en España tiene acceso a tratamientos de primer nivel y su pronóstico y calidad de vida son mucho mejores que los de un paciente multimillonario en EE.UU. Porque no es sólo la pasta: es un sistema diseñado en torno a evitar tratar al paciente", denuncia.

ESPACIO ECO