TENDENCIAS
21/01/2019 07:23 CET | Actualizado 21/01/2019 07:23 CET

El truco científicamente probado para recordar prácticamente todo

Esta triquiñuela mnemotécnica te hará la vida mucho más fácil.

IAN HOOTON/SCIENCE PHOTO LIBRARY via Getty Images

La próxima vez que tengas que acordarte de algo importante —por ejemplo, del cumpleaños de tu pareja o de la reserva que tienes que hacer en un restaurante—, coge papel y boli y dibuja algo para recordártelo.

En un estudio que se publicará en el boletín Consciousness and Cognition, los investigadores descubrieron que dibujar es el mejor método para retener información nueva. Resultó ser más efectivo que escribir y reescribir notas, que los ejercicios de visualización y que la observación pasiva de imágenes.

Por suerte, esto se cumple aunque la persona sea una negada para la pintura (no hay que ser Rembrandt para mejorar la memoria).

Estos descubrimientos son especialmente valiosos para las personas mayores y para quienes sufren demencia, apunta Melissa Meade, doctorando en neurociencia cognitiva en la Universidad de Waterloo en Canadá, donde se llevó a cabo el estudio.

"Hacer dibujos es una tarea muy simple, y se puede aplicar fácilmente en la vida diaria para mejorar la memoria", explica al HuffPost. "Por ejemplo, dibujar las verduras que tienes que comprar o la comida que planeas preparar hará que la información se recuerde mucho mejor que si lo escribieras".

Para llevar a cabo el estudio, Meade y su equipo reunieron a 48 adultos de edades comprendidas entre los 18 y los 80 años. Para empezar, los investigadores les pidieron que anotaran 15 palabras y garabatearan otras 15. Por ejemplo, tenían que dibujar un barquito simple para la palabra 'yate'.

Para hacer tabula rasa, se pedía a los sujetos que realizaran una tarea más compleja, clasificando 60 tonos de audio como bajos, medios o altos.

Cuando completaban esa tarea, los individuos tenían dos minutos para recordar todas las palabras posibles de la primera parte del experimento.

Al final, tanto jóvenes como mayores mostraban mejor retención cuando usaban dibujos en vez de notas para codificar la nueva información. Ese efecto fue particularmente notable en adultos mayores.

Meade piensa que dibujar conlleva una mejor retención en comparación con otras técnicas porque incorpora múltiples formas de representar la información: visual, espacial, verbal, semántica y motora.

Aunque se necesita más investigación, Meade espera que los descubrimientos tengan un impacto en poblaciones envejecidas, especialmente en pacientes con demencia.

Eva-Katalin via Getty Images

A medida que la gente envejece, la capacidad para retener información nueva va disminuyendo debido al deterioro de estructuras cerebrales fundamentales implicadas en la memoria, como el hipocampo y los lóbulos centrales.

No obstante, el dibujo activa regiones del cerebro involucradas en el procesamiento visual perceptivo, regiones que muestran relativamente menos deterioro que las áreas implicadas en procesar información verbal.

"Con este estudio, descubrimos que dibujar potencia más la memoria en adultos mayores que una técnica que implique pensar en el significado de las palabras", apunta Meade. "Esa es la estrategia que se suele recomendar para mejorar la memoria de los mayores".

Pero también tiene aplicaciones en el mundo real para los no tan mayores. Muchos estudiantes piensan que escribir y reescribir sus apuntes es la mejor manera de que se les quede la información. Este estudio sugiere que el dibujo ―un ejercicio mucho menos arduo― puede potenciar más la memoria. Leer en voz alta e incluso interpretarlo (llevar a cabo una acción asociada durante el aprendizaje) también son estrategias más útiles que reescribir las notas, señalan los investigadores.

Claramente, los garabatos tenían sentido. Y ahora, a dibujar ―y a recordar―, artista.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Photo gallery 10 maneras de ejercitar tu cerebro See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS