TENDENCIAS
24/01/2019 13:50 CET | Actualizado 20/02/2019 14:16 CET

Cómo limpiar la sangre: depúrala de forma natural

La sangre es esencial para mantener el organismo en buenas condiciones, con salud y aspecto juvenil.

GETTY IMAGES

Nuestro organismo requiere de una oxigenación y un aporte de nutrientes óptimo a través de la sangre. Cuando esta no se encuentra en un estado adecuado, pueden comenzar a producirse diversos trastornos derivados de este desequilibrio.

Y es que el cuerpo humano está formado por células que tienen diversos cometidos que funcionan correctamente cuando están sanas. Por esto, que la sangre se encuentre en bien ayuda a mantener el organismo en buenas condiciones, con salud y aspecto juvenil.

Síntomas de una sangre sucia

La sangre que no aporta los suficientes nutrientes a las células del organismo y contiene toxinas, exceso de grasas nocivas, como colesterol y triglicéridos, y superávit de gases poco saludables puede causar diversos problemas. Hay que pensar en la necesidad de depurarla cuando presentamos los siguientes síntomas:

  1. Se sufren catarros y resfriados de manera habitual o continua.
  2. Se tienen problemas de piel como acné, dermatitis, sequedad, úlceras cutáneas, manchas o enrojecimientos.
  3. El cabello se muestra frágil, desnutrido, sin brillo y quebradizo.
  4. Se tienen flemas en exceso.
  5. Aparecen alergias.

Estos síntomas y problemas indican que el estado de la sangre no es del todo adecuado y han de tomarse medidas que mejoren su calidad. Así podrá cumplir su función de manera eficaz, aportando oxigenación y nutrientes a todo el organismo.

Cómo purificar la sangre

¿Cómo desintoxicar la sangre de manera natural? Con una dieta sana, incorporando ciertas sustancias naturales que ayuden a depurar la sangre. También será necesaria la práctica de ejercicio físico.

Dieta sana

Una alimentación equilibrada es fundamental para que la sangre esté bien nutrida. Para ello se han de reducir o eliminar algunos alimentos como los que contienen azúcares refinados, que aportan energía vacía y se acumula en forma de grasa; y los fritos, que aportan un exceso de grasas, radicales libres y toxinas que perjudican la salud, acelerando el envejecimiento. También hay que evitar los embutidos y los lácteos, que contienen un exceso de grasas saturadas que van acumulándose en la sangre.

Sí se recomienda, sin embargo, que se consuman los siguientes tipos de alimentos para depurar la sangre:

  • Grasas de tipo vegetal, como el aceite de oliva virgen extra.
  • Alimentos ricos en vitamina A —como mango, melón, albaricoque, zanahoria, brócoli, col, espinacas, patata y algunos lácteos descremados— porque tienen unas propiedades antioxidantes importantes y protegen a las células de los anteriormente citados radicales libres.
  • Alimentos como las semillas oleaginosas y frutos secos, por su aporte de proteínas vegetales y vitaminas. Entre las primeras se recomienda el sésamo, las semillas de girasol, de calabaza o el lino, que se pueden consumir en forma de aceites que aportan omega 3 y vitaminas.
  • Cereales integrales porque aportan energía, fibra, vitaminas y son saciantes, por lo que ayudan a mantener el peso.
  • Incorporar amaranto en la dieta. Este es un pseudocereal muy consumido en China y se puede tomar en ensaladas o guisado. Aporta proteínas de origen vegetal y antioxidantes, que reducen los radicales libres. Contiene grasas vegetales, fitosteroles y fibra, lo que ayuda a reducir el riesgo de accidente cardiovascular.
  • Seguir una dieta con mayor ingesta de pescado que de carne, ya que contiene omega 3 y 6, aporta vitaminas y proteínas de alto valor, siendo a su vez muy bajo el aporte de grasas saturadas o nocivas.
  • Incorporar en la dieta cebolla, tanto cocinada como cruda porque tiene propiedades purificantes, reduciendo un 15 % el colesterol malo en sangre.
  • Consumir limón mejora la absorción del hierro, que es esencial para formar hemoglobina que, a su vez, es la molécula que transporta el oxígeno. Aporta vitamina C en altas cantidades que mejora el sistema inmunitario y además elimina toxinas del torrente sanguíneo.

Cómo desintoxicar la sangre con remedios naturales

Además de las pautas dietéticas, también se recomienda incorporar tisanas, por ejemplo, de hinojo, menta, anís, melisa, tomillo y otras menos habituales.

La bardana, por ejemplo, es una hierba que reduce la inflamación y depura la sangre, liberándola de toxinas a través de la orina.

El sauco tiene propiedades laxantes y depurativas de la sangre, pero también es un antiséptico y bactericida natural.

GETTY IMAGES
Tisana de hinojo

La cola de caballo tiene propiedades depurativas y realiza una función de limpieza de toxinas a través de los riñones, ayudando a eliminar el exceso de líquidos. Además, favorece la actividad de las células y el metabolismo, por lo que es un complemento adecuado para perder peso.

La ortiga es también depurativa y desintoxica la sangre eliminando sustancias tóxicas depositadas en la misma. Realiza un efecto diurético, por lo que es adecuada para personas con problemas de riñón o de hígado.

El diente de león es depurativo, eliminando residuos en la sangre.

Por supuesto, también tenemos que sustituir ciertos hábitos dañinos para el organismo. Debemos reducir el consumo de café o eliminarlo completamente y, por supuesto, no consumir tabaco o alcohol, ya que envejecen las células y reducen la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno al organismo.

¿Funcionan los zumos y jugos como alimentos para depurar la sangre?

GETTY IMAGES
Zumo de limón

Funcionan porque aportan vitaminas y minerales. Algunos están especialmente indicados para desintoxicar y limpiar la sangre: el zumo de limón o de cítricos, y el zumo verde a base de piña, pepino, apio y miel. Los zumos de frutos rojos son antioxidantes y muy depurativos, y aportan minerales y vitaminas.

En definitiva, una alimentación sana y la práctica de ejercicio son la mejor respuesta.

EL HUFFPOST