TENDENCIAS
22/01/2019 19:40 CET | Actualizado 11/02/2019 14:35 CET

Cristina Medina, de 'LQSA' (Telecinco): "Es mentira que exista la conciliación laboral y familiar"

La actriz empezó en 'La que se avecina' en 2008, ahora graba la 12ª temporada y está a punto de estrenar la 11ª.

Cristina Medina se ha pasado media vida sobre los escenarios, pero fue en 2008 cuando entró en las casas de media España gracias a Nines, uno de los personajes más descarados y divertidos de La Que Se Avecina (Telecinco).

Esta semana ella y sus compañeros han comenzado a grabar la 12ª temporada de la serie, que próximamente volverá a la pantalla después de un año de sequía. En 2018 no se emitió ningún episodio de la producción, algo bastante insólito e inusual. "Ha sido el único año desde su estreno que no se ha emitido ningún capítulo nuevo", cuenta nada más llegar como si fuese un terremoto a la vermutería del hotel Mercure Plaza España de Madrid. Aparece desbordante de energía, hablando muy rápido y dando besos a todo el mundo. Desprende el mismo desparpajo que Nines, pero sorprende con un acento andaluz que suele esconder en LQSA.

El hecho de que Telecinco haya reservado una de sus emisiones estrella en un cajón ha ayudado a que se difunda el bulo de que la temporada que ya han empezado a grabar, sería la última de la serie. "Son leyendas urbanas. No creo que la 12ª sea la última temporada. Puede ser que haya cambios o que haya historias, esas cosas no saben. Pero no está planteada la 12" como la última temporada de LQSA", desmiente.

¿De dónde crees que ha salido la idea de que la 12ª sería el fin de la serie?

Salió de un comentario que hizo Alberto Caballero [creador y guionista de la serie] en una plataforma pero en realidad quería decir otra cosa. Ahí salió el bulo de que era la última y luego de que sería un spin off. Evidentemente, ellos son una productora que cuando se acabe esta serie harán otra, sea un spin off de LQSA o sea otra como El pueblo. Pero que eso sea una realidad, que sea verdad... no. No es verdad.

La temporada 12 no está planteada como la última de de 'LQSA'.

En cualquier caso, 12 temporadas la convierten en una serie muy longeva. ¿Cuál dirías que es el secreto del éxito?

Fundamentalmente la locura absoluta de los guiones. No me voy a quitar mérito ni a mí ni a mis compañeros: la gente que trabaja aquí lleva muchos años, todos tienen mucha profesión detrás y lo hacen muy bien. Pero sobre todo, tiene que ver con la locura de lo que le pasa a cada personaje.

Son personajes que hacen lo que a nuestros peores instintos les gustaría hacer pero no hacemos porque no estaría bien. Estos personajes chutan con todo. Evidentemente, si algo de lo que ocurre fuera verdad estaríamos todos en prisión. En la serie es como que todo vale y todos los personajes hacen lo que les da la gana. Es como una terapia para las frustraciones diarias.

La serie se estrenó en 2007, tú llegaste en 2008, en la segunda temporada. Han pasado 11 años. ¿Cómo es estar con un personaje tanto tiempo?

La verdad es que ha pasado muy rápido. No sé qué decirte, yo hago los balances cuando he terminado los proyectos. Estuve 12 años de gira a nivel internacional con Sólala, así que no es tanto. Llega un momento en que eso sale solo porque está tan incorporado en ti que no es necesario hacer un gran esfuerzo para que el personaje viva. Eso vive solo, tú ya no tienes que hacer nada. Cuantos más años estés con algo, más fácil es.

Y después de tantos años, ¿qué hay de Nines en ti?

Nada. Deja a la Nines, que la Nines tiene muy poca vergüenza. Sobre todo porque es muy maleducada, es muy borde... yo no soy maleducada ni borde. ¡De momento!

¿Y alguna vez te hubiese gustado ser como ella?

Realmente no. Ni me gustan los chándales ni me gusta no trabajar ni me gusta ser una cara dura. No es un personaje que admire, ni que quisiera ser. No creo que nadie quiera ser como ella. ¡O a lo mejor sí! Y que digas: "A tomar por culo ya, me apunto aquí al carro de la vagancia absoluta". Lo que pasa que eso no te puede salir bien en la vida real. Es imposible que siendo como es ella, sin querer pegar un palo al agua, te salgan los números a final de mes. Pensándolo bien, quizá sí me apuntaría a su carro.

En 2015 dijiste en una entrevista que no dejabas que tus hijos vieran la serie. Ahora que son un poquito más mayores, ¿ha cambiado esa norma?

No... Soy su madre y, si estoy todo el rato con la pelea de que no se dicen palabrotas, que no esto o que no lo otro, no les puedo dejar verla. No me parece una serie apropiada para niños y los míos siguen siendo niños. Para chavales, sí; porque tienen ese humor, ya saben lo que es ironía y lo que no. Los críos no se manejan bien con la ironía, así que todavía no.

'LQSA' no me parece una serie apropiada para niños y mis hijos siguen siendo niños.

Tu caso es muy paradigmático porque trabajaste embarazada hasta casi el último día. ¿Cómo fue aquello?

Trabajé hasta 15 días antes de que naciera el niño. Además de estar grabando la serie, estaba de gira con mis espectáculos. Me bajé del escenario al séptimo mes de embarazo. Lo recuerdo como algo que en ese momento lo llevaba con energía pero cuando miro para atrás tengo claro que no lo volvería a repetir.

Fue muy cansado. Grabábamos con bolsas de plástico por todas partes por si me entraba una vomitera, con bajadas y subidas de tensión. El último capítulo lo grabé con una unidad móvil en la puerta. Fue cansado. Lo que pasa que en ese momento vas tirando y no te das cuenta y cuando pasa dices "hostia, la que me he metido entre pecho y espalda". Porque luego también me incorporé al trabajo muy rápido [con la cuarentena grabó el último capítulo y a los dos meses de dar a luz retomó la gira de teatro].

La productora adaptó el guión a tu embarazo. ¿Entiendes que haya trabajos en los que se prescinda de las mujeres cuando se quedan embarazadas?

Me parece horrible. Yo cogería al jefe que fuera y me voy a callar, pero le daría un rodillazo y le dejaría a él sin trabajo cuando hubiera sido padre.

ƒYo dije: "Estoy embarazada, o me echáis o lo incluís en el guión". Pero es lo que digo siempre: la conciliación laboral y familiar en este país significa esto (hace una pedorreta). Porque es mentira. Es absolutamente falsa. A las mujeres que nos hemos metido en el panorama laboral nos toca todo: la maternidad, lo laboral, los amigos, la familia, el maromo, la aspiradora... todo de todo. Ellos se van acoplando, van estando, pero no estamos educados para ese 50% y no es verdad que sea un 50%.

Y sobre todo, un crío se forma aquí dentro, nace de aquí y todo es de aquí. Y cuando nace el bebé no se acaba nada. Hay un proceso de adaptación tanto de tu cuerpo, como de tu mente y de lo emocional entre el bebé y tú...

Es una falacia. Este país hay una ignorancia con respecto a ese tema muy potente. Es mentira que exista la conciliación laboral y familiar. Yo lo llamo "la mujer vaca burra". En eso está basado la conciliación laboral en España. Como he sido muy vaca burra, me he pegado contra mi propio tejado porque lo hice muy mal. ¿Lo hice? Sí, pero muy mal.

No estamos educados para ese 50% y no es verdad que sea un 50%.

¿Y tuviste miedo en algún momento a perder el trabajo?

No... ¿No ves que yo siempre me he generado mi propio trabajo? Llevo siendo mi propia productora de mis propias historias desde el principio. No tengo miedo a perder el trabajo. Me parece que esto es algo que te da mucha libertad, te pueden salir mejor o peor los números pero yo con el teatro también me he ganado y me sigo ganando muy bien la vida. Entonces no pienso: "Ay, se acaba la tele y estoy en la mierda". Me invento otra cosa y si no, abro una mercería en un pueblo y estoy allí más a gusto que un arbusto vendiendo cremalleras.... Compréndeme: lo importante en la vida es ser feliz.

CARLOS PINA

Pero entiendes que haya muchas mujeres que oculten el embarazo hasta el último momento por miedo a perder sus trabajos, ¿no?

Por supuesto, pero fíjate qué triste. Tener que ocultar tu embarazo por miedo a perder el trabajo. ¿En qué estamos? Esto no es la clase obrera, esta es la clase esclava. Como nuestros gobernantes son unos delincuentes, a partir de ahí vale todo. La situación está de una manera que la verdad es que da mucha pena y encima nos van vendiendo todo lo contrario, que somos todos muy fashions y todos muy abiertos. Mira: (otra pedorreta).

Tú que eres humorista, ¿cómo vives estos tiempos de corrección política en los que se le saca punta a todo?

Me da igual. Así lo vivo. Sigo haciendo lo que me parece. También es verdad que no expongo mi faceta de humorista en programas donde te pueden decir "eso no se puede decir o esto no sé qué". Entonces, sinceramente, me da igual. Me parece triste la situación política en la que vivimos. Estos follones, que pongan a unos contra otros y lo de Cataluña me parece tristísimo todo.

¿Qué opinas del sketch de Dani Mateo?

No lo he visto, ¿qué ha pasado? ¿Qué ha pasado con Dani Mateo? No me entero de nada. ¿Ves?

¿No quieres meterte en jardines?

No es que no quiera, es que no me entero. Porque soy la peor de España en cuanto a actualidad se refiere. Estoy todo el día liada, con mis cosas, mis hijos... En televisión veo Doraemon, historias corrientes y nada más. No me entero de lo que pasa. No tengo tiempo. Entre que me voy a patinar, toco el piano, estoy con mis hijos, me voy a trabaja, y me tomo un café con una amiga, y si me animo un tinto, pues ya me estoy acostando.

¿Y qué andas haciendo ahora en el teatro?

Estoy con Ay, Carmela, una obra que produje el año pasado [su productora es LaMedinaEs Company] y por la que hemos ganado dos premios: Mejor espectáculo en la Feria de Teatro del Sur y Mejor interpretación en el Festival de Otoño de Huelva.

Y ahora he producido Lunátika, un espectáculo de humor absurdo de mi rollo, de lo que llevo haciendo toda la vida y con el que estoy el primer domingo de cada mes en la carpa de Príncipe Pío. Aparte he colaborado en el espectáculo de El gran despipote, que ya hemos terminado la temporada. Y se supone que nos vamos de gira en marzo. .

También tienes una banda de rock and roll. ¿Cuándo te veremos cantar?

Eso está ahí a expensas de las fechas en las que podamos coincidir. Porque mi batería está con Pablo Alborán tocando como los locos y con él no se puede contar últimamente, pero tenemos ganas de juntarnos y hacer conciertillos y de sacar el disco de una puñetera vez. Lo tenemos grabado, pero no lo sacamos de allí de la fábrica. A ver si para esta primavera hacemos un conciertirto y nos reímos.

El HuffPost agradece al Hotel Mercure Madrid Plaza de España y a la Vermutería Chipén haber cedido su espacio para la realización de esta entrevista

Photo gallery Series españolas: curiosidades See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño