ECONOMÍA
22/01/2019 12:58 CET | Actualizado 22/01/2019 13:08 CET

Un 'Brexit' duro puede afectar a 80.000 empleos turísticos en Europa, 25.000 en España

"España debe apostar por la diversificación y no solo centrarse en calidad", avisan los expertos.

Veraneantes en Benidorm, en una imagen de archivo.
Bloomberg via Getty Images
Veraneantes en Benidorm, en una imagen de archivo.

Un Brexit duro podría poner en riesgo como mínimo 100.000 empleos vinculados al turismo en Reino Unido y 80.000 en el resto de Europa a corto plazo, de ellos 25.000 en España, según las estimaciones que maneja el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Y es que la salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo provocaría "una situación difícil", entre otros sectores para el turismo, según advierte el lobby turístico mundial.

En una entrevista con Europa Press, la presidenta del WTTC, Gloria Guevara, ha explicado que las dificultades que pueden encontrar los británicos para viajar a ciertos países de la Unión Europea puede provocar que miren hacia otros destinos más lejanos, como el Caribe, Asia u Oriente Medio, que ya ofrecen ofertas "increíbles desde Londres", lo que perjudicaría a España como principal país receptor de visitantes británicos.

No obstante, Guevara augura buenos resultados para el turismo en España también este año, a lo que contribuirá también la celebración del WTTC Global Summit en abril, además de mejoras tanto en cantidad como en calidad.

World Travel & Tourism Council, única organización internacional privada que aglutina a los líderes más potentes de la industria global de viajes y turismo, ha elegido la ciudad de Sevilla como sede de la cumbre que celebrará a principios del 2 al 4 de abril, donde se darán cita 600 ejecutivos de empresas turísticas.

Diversifica y ganas

Guevara ha defendido que el sector turístico español no debería centrar su estrategia solo en atraer al turismo de calidad o de alto nivel adquisitivo -con un buen nivel de gasto (+3%)- sino hacer una planificación conjunta entre Gobierno, comunidades autónomas y sector privado donde se trate de diversificar la oferta en las diferentes regiones incorporando nuevos segmentos como el rural, de aventura o de negocios.

De hecho, ha apuntado que al analizar los porcentajes de lo que representa el turismo de ocio y el de negocio en España, por ejemplo, medido en términos de gasto, se aprecia aún margen de mejora, con comparativas por debajo de la media europea. Así solo el 12% de gasto en España corresponde a negocio frente al 88% de ocio, mientras que la horquilla media en Europa es 77% ocio-23% negocio.

De igual forma, en el mix demanda nacional-internacional comparable el gasto procede en un 56% del turismo internacional y en un 44% del nacional (frente al rango medio 69% nacional-31% internacional en Europa). En Francia, con más turistas es más evidente que recibe menor gasto del exterior (28% internacional-72% nacional)

Para Guevara el turismo de calidad es "un nicho" que requiere invertir en infraestructuras competitivas, como aeropuertos, puertos u hoteles que precisan de una "reconversión" a un segmento más lujoso. Además, entre los turistas chinos en el que se está proyectando la promoción de España como destino, "ricos hay muy pocos". No obstante, ve positivo incluir este segmento para romper la estacionalidad y lograr unos flujos más estables.

Además, ha destacado la necesidad de "tecnologizar" el turismo para adaptarlo a las nuevas tecnologías. Si el turista millennial había nacido de la mano de las nuevas tecnologías y viajaba unas cinco o seis veces al año, el turista de la 'generación Z' ha nacido dentro de ellas y los viajes forman parte de su vida diaria.

Buenas perspectivas

"Todas las perspectivas son positivas" de cara a 2019, ha apuntado Guevara, para insistir en que se está trabajando en los retos que desafían al sector para "convertirlos en oportunidades". Entre estos retos, ha enumerado los desastres naturales, las guerras comerciales entre China y Estados Unidos, la correcta implementación de la tecnología y el 'Brexit' que afectan en general al sector a nivel mundial.

Aunque hasta marzo no dispondrán de las cifras oficiales sobre el turismo en 2018, Guevara sitúa su crecimiento entre un 3% y un 6%, con un aumento del 6% de los viajeros, tanto nacionales como internacionales. Además, estiman que la actividad turística se sitúe "muy por encima" del 4%, superando a la economía global.

En ese crecimiento destacan algunos países que "siguen creciendo mucho", como China, que sigue siendo "una punta de lanza", además de un crecimiento global en la región de Asia tras la mejora de la conectividad.

¿Y Cataluña?

En Europa, ese crecimiento se da en los países del Mediterráneo, como España, donde "a pesar de los retos políticos de Cataluña", que ha mermado la afluencia de turistas del sector MICE concretamente a Barcelona, que han apostado por otras regiones o países, el balance ha sido positivo (82,6 millones de visitantes, un 0,9% más).

No obstante, Guevara ha apuntado que en Barcelona han existen otros problemas como la turismofobia, que también están detrás de la pérdida de visitantes en el último trimestre del año 2018, que inciden en una recuperación más lenta.

Guevara ha indicado que la crisis política ha afectado al turismo catalán en mayor medida que los atentados en Cambrils y Barcelona (en agosto de 2017), que perjudicó al turismo durante tan solo seis semanas (la media es de unas ocho, según ha señalado), lo que pone en valor "una buena gestión y transparencia".

En ese sentido, opina que los turistas saben que estas situaciones son "algo aislado", pero ve indispensable manejar de manera correcta la crisis para conseguir una recuperación en un plazo corto de tiempo, como también ha ocurrido en París, donde la ocupación hotelera se "mantuvo" pese a sufrir varios ataques en poco tiempo.

QUERRÁS VER ESTO

Lo que el Brexit no se llevará: el derecho de voto en las elecciones municipales.

Photo gallery Las diez mejores ciudades 'Best in travel' 2019 See Gallery

ESPACIO ECO