INTERNACIONAL
22/01/2019 13:32 CET | Actualizado 22/01/2019 13:38 CET

Una niña de dos años se entrega manos en alto a la policía en EEUU

Estremecedor.

"Tus hijos harán lo que tú hagas". Este es un caso en el que el dicho se cumple. Estamos en Tallahassee, Florida (EEUU) y dos hombres, Chad M. Bom, de 34 años, y James W. McMullen, de 38, acaban de ser detenidos por robar en una tienda. Los agentes dan el alto a los adultos, que estaban en una camioneta, y éstos salen lentamente y con las manos en alto. Ya sabes, "manos arriba".

Lo tremendo de la historia es que, según se ve en las imágenes grabadas por otro conductor, detrás de uno de los hombres sale una niña, de unos dos años, que va y se entrega a la Policía, con sus manitas a veces en alto, a veces sobre la cabeza, siempre a la vista de los uniformados. Una imagen estremecedora.

La niña se encontraba dentro del coche junto a su hermano menor, de un año, y salió del vehículo descalza, imitando a los mayores, uno de los cuales era su padre. La madre también estaba en el lugar de los hechos, pero no fue detenida.

Las imágenes se han viralizado rápidamente y han generado no pocas críticas, ya que los agentes no bajan sus armas ni siquiera cuando la pequeña se les aproxima.

El Departamento de Policía de Tallahassee ha defendido que los agentes abordaron la situación correctamente, con comunicados como el de su página de Facebook. El suceso, que ocurrió el pasado jueves, ha sido analizado desde 10 ángulos diferentes, incluyendo las cámaras de los chalecos de los uniformados.

"Está bien, cariño. No tienes que levantar las manos", se puede escuchar que dice uno de los policías. La filmación también muestra a la policía permitiendo a la madre de la cría sostenerla en brazos, al tiempo que localizaba una pistola de perdigones en el asiento trasero del vehículo, donde estaba aún el otro pequeño de un año, atado a su sillita.

SOMOS LO QUE HACEMOS