ECONOMÍA
24/01/2019 21:02 CET | Actualizado 24/01/2019 21:02 CET

Los taxistas madrileños amenazan con actos más contundentes

Las asociaciones de taxistas mantienen la huelga indefinida tras cuatro jornadas de paros.

Agencia EFE
Un grupo de taxistas a las puertas del recinto Ferial de Ifema durante el cuarto día de huelga.

Los taxistas seguirán adelante con la huelga en Madrid tras cuatro jornadas de paros —que coinciden con las feria de turismo Fitur— y advierten de que en próximos días llevarán a cabo acciones "más contundentes", mientras que el sector en Barcelona ha vuelto al trabajo después de seis días de protestas.

Tras anunciar su intención de mantener los paros en Madrid, las cinco asociaciones de taxistas convocantes han instado al Gobierno regional, encabezado por Ángel Garrido, a tomar la iniciativa para retomar las negociaciones y garantizar "una regulación efectiva" para los vehículos con alquiler de conductor (VTC).

En el marco del conflicto, técnicos de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital se han intercambiado este jueves una serie de propuestas con las que buscan llegar a un acuerdo sobre cómo regular la VTC y poner fin a la huelga indefinida de los taxistas.

Aunque no han fijado una nueva cita, los técnicos de ambas administraciones han anunciado que volverán a reunirse "pronto" con la voluntad de resolver un "problema de envergadura", como lo ha calificado la portavoz municipal, Rita Maestre.

A la espera de encontrar una solución al conflicto, los taxistas de la capital han advertido de que a partir de mañana protagonizarán un encadenamiento y algunos de ellos una huelga de hambre, en tanto que Garrido les ha trasladado que por apostar por "todo o nada, es fácil que se queden con nada".

La jornada, que al igual que ayer ha estado marcada por las protestas en los accesos a Fitur y en sus accesos por la M-40, ha dejado 14 heridos (10 manifestantes, tres policías y un periodista) y dos detenidos.

Una situación que difiere con del sector del taxi en Barcelona, que ha vuelto al trabajo después de que ayer decidieran poner fin a seis días de huelga en un clima de división.

Coincidiendo con las movilizaciones, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha advertido de que las últimas regulaciones reducirán la competencia entre taxis y VTC, perjudicarán a usuarios, incrementarán los precios, los tiempos de espera y mermarán la calidad del servicio.

Por ello, ha propuesto una batería de medidas, entre ellas evitar "discriminaciones injustificadas" entre ambos sectores, así como la limitación "artificial" del número de taxis y VTC.

Desde el Ministerio de Fomento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha señalado que el presidente del Gobierno madrileño ha estado cuatro meses sin ocuparse de la regulación de la VTC.

Dentro del Ejecutivo, también el ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, ha avisado de que colapsar todo para cambiar las cosas no funciona, mientras la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha llamado a buscar un "equilibrio de derechos" en la huelga del taxi.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado una regulación a nivel nacional en lugar de "pasar la pelota" a las comunidades autónomas, mientras desde el ámbito empresarial, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha pedido al Ejecutivo que intervenga con una única mesa de negociación.

La huelga de Madrid está coincidiendo con la celebración de Fitur, una de las mayores ferias internacionales de turismo, que se ha visto deslucida por el paro de los taxistas, aunque la afluencia de visitantes no ha bajado respecto a otras ediciones.

El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, ha afirmado que "tiene delito" que el taxi venga aquí para fastidiarles cuando son sus principales suministradores de clientes.

Desde las 6.00 horas del lunes, la Feria de Madrid (Ifema) es el punto central de las protestas de los taxistas, muchos de los cuales han pasado allí todas las noches desde que comenzó la huelga.

El vicepresidente de la Plataforma Caracol, Daniel Carrasco, ha considerado que, aunque se intente "causar el menor daño posible" a la ciudadanía, "según pase el tiempo será más complicado controlar" las protestas, y ha aseverado que si el domingo (cuando acaba la feria de turismo Fitur) continúa la huelga los taxistas valorarán mover de Ifema su cuartel general.

El presidente de la Asociación Gremial del Auto-taxi de Madrid, Miguel Ángel Leal, ha indicado que el pacto entre los taxistas de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, que obligará a precontratar los servicios VTC con una hora de antelación, se queda "corto" para los profesionales madrileños.

Todos los portavoces han pedido disculpas a los ciudadanos por los perjuicios causados en los últimos días, en los que además de no ofrecer servicio los taxistas han protagonizado múltiples cortes de tráfico en vías como la M-40 o la A-2, que el presidente de la Asociación Madrileña del Taxi, Felipe Rodríguez, ha estimado como "daños colaterales".

"Tenemos pocas balas (...) no estamos dispuestos a acabar con esto hasta que no se nos dé una respuesta de verdad", ha concluido Leal.

ESPECIAL PUBLICIDAD