VIRALES
24/01/2019 13:27 CET | Actualizado 24/01/2019 13:27 CET

¿Pasa algo por tomar un aceite de oliva así? Un experto resuelve una de las dudas más comunes

Lo has visto muchas veces en el supermercado.

Es una duda que te habrá venido a la cabeza más de una vez en el supermercado. Vas a comprar aceite pero te encuentras con que la botella está llena de grumos. ¿Hay algún peligro por consumirlo así? ¿Es mejor irse con las manos vacías?

Un usuario de Twitter ha hecho esa pregunta a los expertos tras hacer una foto a una botella de oliva del supermercado. "Me he encontrado esto en el supermercado. Alguna teoría de qué puede pasar aquí? Defecto o buscado? @farmagemma ,@gominolasdpetro De primeras, precipitación grasa, pero es demasiado espectacular como para que sea involuntaria", dice.

Miguel A. Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, ha respondido a la pregunta. Y, en resumen, afirma que no hay ningún problema para consumirlo.

"Es muy habitual ver esto en algunos aceites. Cuando se almacenan a bajas temperaturas, los ácidos grasos saturados solidifican y forman esas bolitas blancas. No hay problema alguno pero causa rechazo. Por eso en algunos platos preparados fríos a veces se utilizan otros aceites", apunta.

"Y con el queso ocurre algo parecido pero al revés. Cuando se eleva la temperatura, los ácidos grasos insaturados pasan de sólido a líquido. Por eso "suda", añade.

La marca Coosur explica en su web que el aceite no tiene una temperatura concreta e invariable de congelación, que oscila entre los 23 y los 0 grados. "Aunque se acepta que acaba solidificando a una temperatura por debajo de 7 °C", señala.

"La consecuencia de esta diversidad de temperatura de congelación es que se forman grumos en el aceite de oliva, los cuales no reflejan ninguna anomalía en el producto, ya que tan pronto suba la temperatura, estos grumos desaparecerán. Por lo tanto, si encuentras en tu supermercado el aceite con grumos, no pienses que se encuentra en mal estado, sino que está a baja temperatura, ya que es frecuente que haya sido transportado en cámaras frigoríficas o que simplemente la temperatura a la que está en el supermercado es baja", señala la marca.

ESPACIO ECO