Santi Rodríguez cuenta a Pablo Motos en 'El Hormiguero' (Antena 3) la disparatada reacción de su mujer a su infarto

El humorista andaluz desveló detalles de ese momento.
Santi Rodríguez cuenta el momento de su infarto.
Santi Rodríguez cuenta el momento de su infarto.
Antena 3

El popular humorista Santi Rodríguez estuvo este miércoles en El Hormiguero de Antena 3 para promocionar su obra bautizada como Infarto, no vayas a la luz. "Yo le recomiendo a la gente, si estáis a punto de morir y veis una luz que vayan para el otro lado", le dijo a Pablo Motos desatando la risa en el plató.

Durante la entrevista, Santi Rodríguez contó algunos detalles del momento en el que sufrió un infarto el 27 de julio del 2017, precisamente el día de su cumpleaños, pero lo quiso hacer a su manera y como mejor saber: de forma cómica. "Estaba en un hotel con todo incluido, con buffet, etc y le dije a mi mujer que me estaba empezando a sentar mal. Ella me respondió que desde luego hambre no es (en referencia a lo que habían comido en el buffet)", empezó el actor.

Tras insistirle en que se encontraba mal y que tenía sudores fríos, su mujer salió con una contestación muy particular: "Cómete unas gambas y se te quita que eso son gases". La forma de contarlo durante el programa fue tan cómica que Rodriguez bromeó intercalando frases como "para ella todos los problemas son gases, cuando se quedó embarazada creía que eran gases" o "yo pensaba que las gambas las hacen con sal y no con ibuprofeno".

Santi Rodríguez en 'El Hormiguero'.
Santi Rodríguez en 'El Hormiguero'.
Antena 3

También narró su experiencia en la ambulancia y la velocidad que estas llevan, después de que Pablo Motos reconociera no haber viajado nunca y su curiosidad por estos viajes: "Me tenía que haber ido en taxi, si no están en huelga, claro. Le tuve que decir al hombre que fuera más despacio que hay radares, a ver si alfojaban". A su vez y como cada vez que explicaba algo, Rodríguez volvió a sacar una sonrisa a los espectadores: "Cómo sería la velocidad que cuando llegamos al hospital a mí me dieron una silla de ruedas y a él una botella de champán y una corona de laureles".

Y es que Santi Rodríguez se toma todo de forma cómica, hasta cuando le dijeron que había sufrido un infarto esplénigo en el bazo. El andaluz contó que "no sabía ni qué se podía tener un infarto en el bazo, es como tener un esguince en la oreja o una almorrana en el codo, es un infarto de marca blanca".

Popular in the Community