ECONOMÍA
24/01/2019 18:28 CET | Actualizado 24/01/2019 20:42 CET

Si sueles comprar patatas, tenemos malas noticias

Las patatas suben de precio 12 veces más que el índice de precios de consumo, que se incrementa un 1,2% respecto a diciembre de 2017.

Capelle.r via Getty Images

Llenar la cesta de la compra es más caro que hace un año. El Índice de Precios de Consumo (IPC) —que mide la evolución de los precios de los productos y servicios que consumen los españoles— ha terminado 2018 con una tasa del 1,2% respecto al año anterior, según ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esto quiere decir que los precios a finales de 2018 son de media un 1,2% superiores a los que había en 2017. La evolución que han tenido los precios durante el pasado año ha sido desigual, ya que durante gran parte del año se incrementaron más de un 2%, mientras que los últimos meses vivieron una bajada.

Este retroceso en los precios durante la recta final del año se ha debido principalmente a la caída de los precios energéticos, especialmente del de los carburantes (gasoil y gasolina).

Así se han comportado los precios en los últimos años:

Ministerio de Economía
Variación del IPC en los últimos años.

No todos los productos suben lo mismo

La subida de los precios no se ha comportado igual en todos los productos. Hay algunos que suben más que otros. Si se miran los índices nacionales de subclases del IPC, se encuentran algunas sorpresas.

Las patatas han sido el artículo que más se ha encarecido en la cesta de la compra. En concreto, el precio de estos tubérculos ha subido un 15,2%. Este incremento se ha debido a la sequía que ha vivido Francia.

España no produce suficiente patata para cubrir su consumo y, para remediarlo, se suele importar este producto del país galo. Más de 500.000 toneladas se importaron de Francia a España en 2017.

Le siguen el gas natural, que se ha incrementado un 13,3%; los servicios postales, un 12,2%; las tasas administrativas, también un 12,2%; y los combustibles, un 10,9%.

Si no puedes ver el gráfico, pincha en este enlace.

En el lado contrario, los productos que más han bajado de precio respecto al año pasado han sido los equipos de telefonía móvil, que se han dejado un 16,5%. El aceite de oliva también ha vivido un fuerte descenso, al abaratarse un 15,5%.

Los vuelos nacionales, los ordenadores y los soportes informáticos como las tarjetas de memoria han caído entre un 7% y un 8%.

Si no puedes ver el gráfico, pincha en este enlace.

PRIME DAY