INTERNACIONAL
29/01/2019 13:04 CET | Actualizado 29/01/2019 13:04 CET

EEUU acusa a Huawei de robar secretos tecnológicos y violar el régimen de sanciones a Irán

El Departamento de Justicia acusó de hasta 13 cargos de fraude y conspiración al gigante electrónico.

Imagen de archivo del logo de Huawei.

El Departamento de Justicia de EEUU (DoJ) ha presentado una serie de 23 cargos contra la compañía tecnológica china Huawei, el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, a la que acusa del robo de tecnología a su competidora T-Mobile y de conspirar para infringir el régimen de sanciones impuesto por EEUU a Irán, además de tratar de obstruir la acción de la Justicia, destruir pruebas y cometer fraude bancario.

Asimismo, el fiscal general interino, Matthew Whitaker, ha anunciado que EEUU pedirá la extradición de la directora financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía, Meng Wanzhou, quien fue arrestada el pasado mes de diciembre por las autoridades canadienses y actualmente se encuentra en libertad bajo fianza.

[Lee aquí las claves del conflicto]

Por su parte, Huawei ha rechazado todas las acusaciones estadounidenses, afirmando sentirse "decepcionada" por los cargos presentados y subrayando que no tiene conocimiento de ninguna posible infracción cometida por su directora financiera.

En primer lugar, el Departamento de Justicia de EEUU ha presentado 10 cargos contra Huawei y dos filiales de la compañía china a las que acusa de conspirar en 2012 para robar secretos tecnológicos a la estadounidense T-Mobile al violar los acuerdos de confidencialidad y reserva de secretos entre las empresas.

En relación con el régimen de sanciones a Irán, EEUU acusa a Huawei, así como a la directora financiera de la compañía, a la filial de esta en el país persa y a una de sus subsidiarias en EEUU de presuntamente ocultar desde 2007 las relaciones de la empresa con su filial iraní, Skycom, informando a la banca de que Huawei había vendido su participación en la misma, cuando Huawei se había vendido a sí misma dicha filial.

De este modo, al fingir que Skycom era una compañía independiente, Huawei afirmó cumplir todos las exigencias del régimen estadounidense de sanciones a Irán, provocando que los bancos hicieran negocios con la compañía, infringiendo así sin saberlo las sanciones al país persa.

Hay alegaciones adicionales, incluyendo que Huawei mintió al Gobierno federal e intentó obstruir a la Justicia mediante la destrucción de evidencias

"Hay alegaciones adicionales, incluyendo que Huawei mintió al Gobierno federal e intentó obstruir a la Justicia mediante la destrucción de evidencias y trasladando de regreso a China a potenciales testigos", ha indicado Whitaker.

En este sentido, el fiscal general interino de EEUU ha anunciado que su país "pedirá la extradición" de la directora financiera de Huawei, agradeciendo a las autoridades canadienses, que disponen de 30 días para responder a la petición estadounidense, su asistencia y compromiso con la legalidad.

Respuesta de Huawei

Por su parte, el fabricante chino se ha mostrado "decepcionado" con la decisión de EEUU de presentar cargos contra la compañía, señalando que las acusaciones sobre el presunto robo de secretos comerciales "ya fueron objeto de una demanda civil que fue resuelta por las partes después de que un jurado de Seattle no encontrara daños, ni conducta intencionada ni maliciosa".

En cuanto al arresto de la directora financiera de Huawei, la compañía indicó que había tratado de discutir con el Departamento de Justicia sobre la investigación puesta en marcha por el Distrito Este de Nueva York, pero su solicitud fue rechazada sin ninguna explicación.

La compañía niega que ella, su subsidiaria o filial, hayan cometido cualquiera de las infracciones de la ley de EEUU expuestas en cada una de las acusacionesHuawei

"La compañía niega que ella, su subsidiaria o filial, hayan cometido cualquiera de las infracciones de la ley de EEUU expuestas en cada una de las acusaciones", añadiendo que Huawei "no tiene conocimiento de ningún delito por parte de la Sra. Meng y cree que los tribunales de EEUU finalmente llegarán a la misma conclusión".

ESPACIO ECO