INTERNACIONAL
30/01/2019 20:02 CET | Actualizado 30/01/2019 20:59 CET

Guaidó logra una nueva movilización callejera para "alzar la voz" contra Maduro

El líder opositor rechaza la orden de no salir del país porque no reconoce la legitimidad ni de la Fiscalía ni del Supremo.

Justo hace una semana, un hombre prácticamente desconocido fuera de Venezuela dio la campanada y se autoproclamó presidente del país. En siete días, el mundo entero ha escuchado sin cesar el nombre de Juan Guaidó, el opositor que, hasta entonces, no era más que el presidente de la Asamblea Nacional.

Hoy, aprovechando el tirón popular de estos días, el apoyo explícito de EEUU y una veintena larga de países, cuando las mayores naciones de la Unión Europea han planteado un ultimátum al actual Gobierno (elecciones o reconocimiento del nuevo líder), Guaidó ha llamado otra vez a tomar las calles para "alzar la voz" contra Nicolás Maduro, el actual mandatario chavista.

De nuevo, ha logrado un buen éxito de convocatoria, aunque claramente no se han visto masas de gente como en las protestas de 2017, las mayores conocidas en la historia reciente de Venezuela. "Más de 5.000 puntos a nivel nacional se han manifestado no solamente en rechazo a la crisis que estamos viviendo en toda Venezuela, no solamente porque estamos pasándola mal como ciudadanos, sino por el futuro", dijo Guaidó a la prensa. No obstante, no ofreció detalles acerca de la cantidad de personas que pudieron haber participado en las protestas, que esta vez han estado muy volcadas en el colectivo sanitario, especialmente azotado por la crisis económica.

En este contexto, Guaidó ha dicho que "no ha recibido ninguna orden" que le impida salir del país, puesto que quien la reclamó es "quien usurpa funciones en la Fiscalía y en el Supremo". Fue su primera reacción a la noticia de que el Tribunal Supremo le prohíbe salir de Venezuela, a la vez que congela sus cuentas. Su mensaje principal ha sido de esperanza. "Bueno, han sido años de lucha, han sido años de esfuerzo y sacrificio de tantos, de jóvenes, de estudiantes, de gremios de partidos políticos y de ONG. Hoy hemos reunido todo eso, la esperanza siempre estuvo ahí, Venezuela quiere creer, Venezuela quería creer", dijo en una breve declaración a la Agencia Efe.

Guaidó ha informado de que "una coalición internacional" gestiona ya el ingreso de ayuda humanitaria ante la severa crisis por la que atraviesa Venezuela. Según indicó a los periodistas, durante su participación en una protesta en el Hospital Clínico Universitario de Caracas, que "una coalición internacional se va a formar para atender la emergencia humanitaria", y que ya se han "priorizado" algunas ayudas para atender la escasez de medicinas para enfermos renales. Añadió que pronto será anunciado el "despliegue logístico" de las ayudas, y que en el llamado "Plan País", que el Parlamento alista ante una eventual transición, se presentarán más detalles sobre el programa opositor para atender la emergencia.

El antichavismo ha insistido en que Venezuela, un país aquejado por una severa crisis, padece una emergencia humanitaria y precisa de ayuda externa para hacerle frente, una tesis que rechaza el gobernante Nicolás Maduro, al alertar que estas ayudas desembocarían en una invasión armada que le apartaría del poder. En ese sentido, Guaidó señaló que Maduro, que gobierna desde 2013, "está disociado" al no reconocer la emergencia. "No reconoce a los emigrantes, reconocidos por la ONU, no sabe que aquí hay pacientes muriéndose por falta de insumos (...), la desnutrición de muchos jóvenes", agregó.

No reconoce a los emigrantes, reconocidos por la ONU, no sabe que aquí hay pacientes muriéndose por falta de insumos (...), la desnutrición de muchos jóvenes

También dijo que trató este tema durante la mañana con el presidente estadounidense, Donald Trump, quien le ofreció "respaldo a las competencias constitucionales" tras autoproclamarse presidente interino desde hace una semana ante la "usurpación" que, considera, hace Maduro de la Presidencia.

Maduro se impuso con holgura en los comicios de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos.

Justo esta mañana, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha considerado "fundamental" la apertura de ese canal humanitario en Venezuela y ha asegurado que sería un "camino" para reafirmar la posición de Guaidó como presidente interino del país. "Es fundamental, crucial, la apertura del canal humanitario, sería un primer camino de reafirmación del presidente legítimo Juan Guaidó", dijo Almagro desde Washington.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Carlos Garcia Rawlins / Reuters
A supporter of Venezuelan opposition leader and self-proclaimed interim president Juan Guaido holds a banner reading "freedom" during a protest against Venezuelan President Nicolas Maduro's government in Caracas, Venezuela January 30, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

"Embellecer" Venezuela, nueva apuesta de Maduro

Y cuando ya se escuchaban los primeros gritos en las calles, en la protesta de esta tarde, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se decidió a informar de su nueva apuesta de gestión. Se trata de un proyecto por el que destinará 100 millones de euros para embellecer las ciudades más pobladas, en medio de la contracción económica del país y de la crisis de legitimidad que atraviesa su Gobierno.

"He dispuesto de 100 millones de euros para embellecer las principales ciudades del país (...) y 60.000 millones de bolívares (18 millones de dólares)", dijo el mandatario durante el acto de lanzamiento del programa gubernamental "Venezuela Bella", que había anunciado a principio de mes. Indicó que este plan tiene como objetivo "poner a Venezuela en el siglo XXI" y que sus ciudades estén entre las más avanzadas de América Latina y el Caribe.

"En estos seis años (aspiro) poner a Venezuela bella, moderna, activa, igualitaria", dijo en alusión a su segundo mandato que comenzó este mes y que no es reconocido por numerosos países por haber obtenido la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos y en los que no participó el grueso de la oposición.

El gobernante recordó su reunión de más temprano con representantes de iglesias cristianas, encuentro del que salió, según dijo, "bendito" y "energizado". "Me he comprometido a arreglarle sus iglesias, vamos a arreglar todas las catedrales del país, vamos a arreglar la iglesia del cura del pueblo, la iglesia del pastor evangélico, he dispuesto de recursos para arreglar las iglesias como centros espirituales de oración, de encuentro, de paz", explicó.

Tras anunciar este proyecto, Maduro se marchó a una demostración de fuerza militar. Durante un acto militar en el Fuerte Tiuna, en Caracas, el todavía inquilino del Palacio de Miraflores denunció que "un grupo de desertores militares se han convertido en mercenarios de la oligarquía colombiana y conspiran desde Colombia para dividir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", según informa la agencia de noticias oficial AVN. En Twitter también mandó una advertencia similar. "¡Máxima alerta!", escribió.

Amenazas de EEUU

Por su parte, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de EEUU, también ha advertido este miércoles de que su país está preparado para actuar contra aquellos que hagan negocios relacionados con el oro o el petróleo de Venezuela, dos días después de imponer sanciones a la petrolera estatal Pdvsa. "Mi consejo a los banqueros, brókeres, operadores (bursátiles), intermediarios y otras empresas: no negocien en oro, petróleo u otras materias primas venezolanas que la mafia de (Nicolás) Maduro está robando al pueblo venezolano. Estamos preparados para seguir tomando medidas", escribió Bolton en su cuenta oficial de Twitter.

El asesor de Trump no dio más detalles sobre en qué consistirían esas represalias, ni si llegarían a imponerse sanciones secundarias a aquellas compañías que negocien con empresas controladas por Maduro, como EEUU ha hecho en el caso de las compañías extranjeras que compraban petróleo a Irán.

La advertencia de Bolton llega después de que el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Manuel Quevedo, anunciara que la petrolera estatal modificará sus operaciones y evalúa cambiar procedimientos contractuales por "fuerza mayor" ante las sanciones impuestas en su contra por Estados Unidos. Junto al petróleo, Estados Unidos cree que el comercio de oro es uno de los principales apoyos de Maduro para mantenerse en el poder, y el Tesoro señaló en particular el año pasado a Turquía por su compra de varias toneladas métricas de ese metal precioso.

Represalias a la prensa

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela informó hoy, igualmente, de la deportación de dos periodistas chilenos que fueron detenidos ayer en el palacio presidencial de Miraflores, cuando daban cobertura a un acto político convocado por el oficialismo.

También se ha denunciado la detención temporal de dos informadores franceses y de otros dos venezolanos.

QUERRÁS VER ESTO

El llamamiento de emergencia de Unicef para Venezuela.

Photo gallery Nueva manifestación de la disidencia venezolana para arropar a Guaidó See Gallery