INTERNACIONAL
01/02/2019 11:18 CET | Actualizado 01/02/2019 11:22 CET

El Gobierno sirio mató a la periodista Marie Colvin de forma "deliberada"

El régimen de Assad recibe la primera condena judicial internacional tras asesinar a la reportera estadounidense en Homs, mientras informaba de la guerra, en 2012.

Dave M. Benett via Getty Images
Marie Colvin, retratada en un acto público en Londres, un año antes de ser asesinada.

La Justicia de Estados Unidos condenó esta madrugada a Siria a indemnizar con 302 millones de dólares a la familia de la periodista estadounidense Marie Colvin, de cuya muerte en febrero de 2012 responsabilizó al Estado gobernado por Bashar Al Assad.

Colvin, que trabajaba como corresponsal para el diario británico The Sunday Times, murió en la ciudad siria de Homs por fuego de artillería disparado contra el edificio de viviendas que acogía un improvisado centro de prensa. Junto a Colvin también murió el fotógrafo francés Remi Ochlik y otros varios resultaron heridos.

En su fallo, la jueza federal Amy Berman Jackson resolvió que las Fuerzas Armadas de Siria dispararon deliberadamente contra el centro de prensa, causando la muerte de Colvin.

Aunque la Justicia de Estados Unidos no tiene jurisdicción sobre Gobiernos extranjeros, hay una excepción con los crímenes cometidos contra ciudadanos estadounidenses por Estados incluidos en la lista de Washington de países patrocinadores del terrorismo, entre los que figura Siria.

La hermana de Colvin, Cathleen, interpuso la demanda que el Gobierno de Siria ignoró, renunciando a ejercer su defensa.

Colvin había trabajado como corresponsal en diversos conflictos y en su cara llevaba un característico parche desde que en 2001 perdió un ojo por la explosión de una granada en Sri Lanka. La película Private War (2018) está basada en su vida.

Photo gallery El trabajo de JM López en Siria See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS