VIRALES
01/02/2019 13:38 CET | Actualizado 01/02/2019 13:56 CET

La polémica entre un deportista y la Universidad Complutense: "Es un poco frustrante"

Surgió a raíz de un problema a la hora de compatibilizar las clases con los entrenamientos.

Youtube
Adrián Ben, en una entrevista.

Entrenar de lunes a domingo de 11 a 14.30 con el objetivo de obtener los mejores resultados posibles en la modalidad de atletismo de 1.500 metros, mientras intentas aprobar la carrera de fisioterapia a la primera en la Universidad Complutense de Madrid. Ese es el reto de Adrián Ben, un atleta lucense de 20 años que ha protagonizado una polémica que rodea a muchos deportistas de alto rendimiento.

La situación tuvo su origen el pasado miércoles, cuando Adrián fue a decirle a un profesor suyo que no podría asistir a dos prácticas. Como publicó en Twitter y cuenta a El HuffPost, la reacción del profesor fue advertirle que tenía que escoger: "Esto es la universidad, hay que elegir una cosa o la otra".

Ben reconoce que alguna vez se ha saltado entrenamientos para ir a clase, pero el de este jueves era imposible debido a que este sábado tiene en San Sebastián la Copa de España. "Aunque tengo la obligación de hacer mis entrenamientos a la hora que estipula mi entrenador, hay veces que si no son muy importantes me los salto, pero como este era entrenamiento de calidad para el trofeo no me lo podía saltar. Solo le pedí que me lo cambiase, no que me lo perdonase", explica.

El atleta recurre a los derechos que tiene un deportista de alto nivel cuando se matricula en una universidad, un punto que, para Adrián, fue fundamental a la hora de elegir un centro educativo. "Apareces con unos derechos en el BOE como el cambio de prácticas o de exámenes", asegura.

Además, el propio Ben resalta que esta no es la primera vez que le pasa y que, aunque es cierto que se le acabará solucionando, es un proceso tedioso que generalmente requiere de la tutora que les ofrece el PROAD, el Programa de Atención al Deportista de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes.

La Universidad Complutense de Madrid rápidamente se puso en contacto con el deportista vía Twitter para intentar solucionar el problema de la forma más satisfactoria y sencilla posible. Fuentes de la universidad consultadas por El HuffPost aseguran que el problema radica en que "no ha notificado que es deportista de alto nivel". "Si no sigue los cauces normativos para informar de la situación es difícil que se le pueda ayudar", apuntan.

También confirman que no va haber "ningún problema y que se le va a ayudar, como al resto de deportistas de alto nivel que tienen problemas similares". Asimismo tal y como describe la UCM, "estos estudiantes lo notifican a su centro y se les asigna un tutor para que velen porque se cumplan las circunstancias especiales, mientras que en el caso de Adrián, este no lo ha notificado en su matrícula".

Carmen Martínez, la decana de la facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Complutense, reafirma que el fallo reside en que Adrián no está matriculado con este detalle, aunque desconoce cómo era la situación suya el año pasado: "Este equipo decanal entró en junio del 2018 y entre los deportistas que están dados de alta en el programa ahora mismo no están".

Actualmente, en la facultad hay 7 alumnos con esta condición repartidos en 4 alumnos en el grado de Enfermería y 3 en el de Fisioterapia, aunque como reconoce, puede haber algún otro en una situación similar a la de Adrián.

Las redes sociales, especialmente Twitter, se han volcado con este tema y muchos deportistas de élite han querido dar su opinión.

ESPACIO ECO