INTERNACIONAL
04/02/2019 03:36 CET | Actualizado 04/02/2019 03:41 CET

Dos derrumbes en Bolivia provocan al menos 12 muertos, varios desaparecidos y decenas de heridos

En la zona de Caranavi.

EFE

Este sábado, un desprendimiento de tierras provocó 11 muertos y cerca de 20 heridos en Caranavi (Bolivia). Un nuevo derrumbe con víctimas ha tenido lugar en el sitio este domingo, causando otro fallecido y al menos cuatro heridos graves.

"Muy tristes por el nuevo deslizamiento en Caranavi, que dejó más víctimas en el mismo lugar del deslave del sábado", ha escrito Evo Morales en Twitter, sin especificar un número concreto.

Morales ha mandado sus condolencias "a las familias dolientes" y asegura que se está "desplegando toda la ayuda necesaria en recursos humanos, maquinaria y víveres".

El Ministerio de Defensa de Bolivi ha informado de que hacia las 17.30 hora local (21.30 GMT) en la zona de Puente Armas, al noroeste de La Paz, "a consecuencia de las lluvias se produjo un nuevo deslizamiento, afectando a 50 personas".

Una ha fallecido y cuatro están heridas de gravedad, de acuerdo con el Ministerio, que advierte de que los datos podrían variar en función del avance de las tareas de rescate, que se desarrollan "con extremo cuidado debido a los riesgos que implica trabajar de noche" y ante "posibles nuevos deslizamientos".

La presidenta de la Asamblea Departamental de La Paz, Martha Choque, que se encontraba en el lugar, ha relatado telefónicamente a Efe que podría haber al menos una persona fallecida y otra herida.

Según su relato, unas diez personas podrían haber quedado sepultadas, entre ellas niños, de las que algunas ya han sido rescatadas, como una madre y su hija y un niño.

Choque asegura que el corrimiento de tierras se ha producido hacia las 17.20 hora local (21.20 GMT) en la zona del puente Armas del municipio de Coroico, sobre la carretera a la localidad de Caravani.

El desprendimiento, que ha comparado con una explosión, ocurrió cuando la gente cruzaba a pie sobre el derrumbe del sábado que sepultó la carretera de montaña.

La parlamentaria afirma que este nuevo derrumbe ha sucedido en el lugar donde trabaja la entidad estatal Administradora Boliviana de Carreteras para retirar el desprendimiento anterior, por lo que la tierra "se volvió a deslizar" y destrozó "todo el trabajo" realizado.

Una serie de imágenes difundidas por redes sociales muestran a gente huyendo a la carrera del lugar entre gritos, además de una excavadora volcada en medio de una gran masa de tierra.

El derrumbe del sábado en esta carretera al noroeste de La Paz dejó 11 fallecidos y una veintena de heridos, según el Ministerio de Defensa de Bolivia. Tras el nuevo corrimiento, se esperan más.

Un informe de este departamento advirtió de que el número podría ser mayor, al quedar un cantidad indeterminada de vehículos bajo un gran bloque de tierra humedecida que se desprendió debido a las lluvias recientes.

Alrededor de 150 militares han sido enviados a la zona junto a cuadrillas de bomberos y policías para las labores de rescate en medio de condiciones meteorológicas adversas. La región del suceso, que ocurrió en la carretera que une La Paz con la población de Caravani, es una zona de clima húmedo y subtropical.