ECONOMÍA
04/02/2019 12:10 CET | Actualizado 11/02/2019 18:17 CET

ERC y PDeCAT presentarán enmiendas a la totalidad que pueden tumbar los presupuestos

Los partidos independentistas presionan al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Agencia EFE
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. EFE/Archivo

El Gobierno de Pedro Sánchez se tambalea. ERC tiene previsto presentar este martes una enmienda a la totalidad al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, según han adelantado fuentes de la formación independentista a El HuffPost.

La ejecutiva de ERC ha aprobado la presentación de esta iniciativa legal, que ha sido confirmada por el presidente del grupo en el Congreso, Joan Tardà, en una rueda de prensa en Barcelona, y la portavoz de ERC, Marta Vilalta.

El registro se realizará este martes a las 10:55 horas. "Mañana mismo el grupo parlamentario de Esquerra en el Congreso va a registrar una enmienda a la totalidad de retorno del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2019", ha afirmado Tardà.

Tras el anuncio de los republicanos, el PDeCAT ha anunciado que también presentará otra enmienda a la totalidad a los presupuestos, según un comunicado difundido por la formación.

"Mantenemos nuestra posición: pedimos al presidente Pedro Sánchez una mesa de diálogo bilateral para encontrar una solución política al conflicto de Cataluña, con la presencia de un mediador neutral que garantice el cumplimiento de los acuerdos que se alcancen. Mientras no llegue esta oferta en forma de diálogo, el Partido Demócrata se mantiene en la no aprobación de los presupuestos y presentaremos una enmienda a la totalidad", ha afirmado el partido.

A la búsqueda de 170 votos

ERC cuenta con 9 diputados en el Congreso y su apoyo es fundamental para que las cuentas públicas de 2019 salgan adelante. Por su parte, el PDeCAT tiene 8 escaños. Tanto PP como Ciudadanos ya habían anunciado que presentarían sendas enmiendas a la totalidad, pero desde Moncloa confiaban en que los partidos independentistas no la presentaran.

Si el Congreso aprueba las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, las cuentas públicas no continúan en el Congreso y se devuelven al Gobierno.

El Ejecutivo necesita asegurarse más síes que noes en la votación de la próxima semana para garantizar que el proyecto presupuestario continúa adelante con su tramitación parlamentaria.

Sánchez esperaba reunir, como mínimo, 170 votos en contra de las enmiendas para superar los 169 apoyos de PP (134 diputados), Ciudadanos (32), UPN (dos) y Foro Asturias (uno). Los anuncios de ERC y PDeCAT complican esta posibilidad.

A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, España no se queda paralizada sin cuentas públicas, ya que los Presupuestos de 2018 (los que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy justo antes de su caída) se prorrogaron automáticamente el pasado 1 de enero. Los funcionarios y los pensionistas siguen cobrando sus nóminas mensuales.

Ante la dificultad ya prevista de sacar adelante las cuentas públicas, el Gobierno utilizó las últimas reuniones del Consejo de Ministros del año pasado para aprobar algunas medidas como la subida de las pensiones, del sueldo de los funcionarios y del salario mínimo a 900 euros.

El martes 12, día clave para la política española

La presentación de esta iniciativa por parte de ERC y PDeCAT no supone que los independentistas vayan a tumbar sí o sí los presupuestos directamente. Todavía queda una semana para negociar hasta que se celebren el debate y la votación de las enmiendas a totalidad, previstas para el martes 12 y miércoles 13 de febrero.

Los republicanos pueden retirar la iniciativa hasta el mismo día del debate —que empieza el 12—, siempre que lo hagan antes de su defensa. "Hasta el día 12 el Gobierno tiene en su tejado aceptar aquello que nosotros consideramos que es muy razonable", ha señalado Tardà.

Casualidades de la vida, el martes 12 es el día previsto para que se inicie el juicio por el procés. Los líderes independentistas, como Oriol Junqueras, están acusados de haber cometido supuestamente los delitos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia.

La formación de izquierdas pretende que el Ejecutivo realice algún gesto de cara al juicio en el Supremo. "Estábamos dispuestos a negociar si el Gobierno hacía gestos en dos ámbitos", ha asegurado Tardà. ERC pide que Sánchez inste a la Fiscalía a "actuar y detener la vía represiva" y abrir un "escenario de diálogo y negociación".