INTERNACIONAL
05/02/2019 19:25 CET | Actualizado 05/02/2019 19:31 CET

Guaidó se reúne con ex ministros del Gobierno de Chávez para impulsar el "cambio" en Venezuela

Maduro espera que la iniciativa de paz de México y Uruguay "tenga éxito".

MIGUEL GUTIERREZ / EFE
Juan Guaidó, saludando a antiguos ministros de Hugo Chávez.

El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, se ha reunido con exministros del Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, como parte de sus esfuerzos para propiciar un "cambio" político en la nación caribeña.

"Hoy sostuvimos un encuentro con ex ministros del Gobierno del expresidente Chávez. Escuchamos sus planteamientos y coincidimos en la necesidad de resolver los problemas de los venezolanos", ha anunciado este martes el propio Guaidó en Twitter. "Seguimos trabajando y escuchando a todos los sectores que quieren un cambio", ha añadido.

El líder opositor ha insistido estos días en que tenderá la mano a todos aquellos que decidan sumarse al cambio que plantea, que pasa por "cesar la usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar nuevas elecciones presidenciales.

El exministro de Educación Héctor Navarro, uno de los asistentes a esta reunión, ha definido a Nicolás Maduro como un "usurpador de la Constitución". "La ha venido atropellando", ha denunciado en declaraciones a la prensa recogidas por El Nacional.

Navarro ha considerado que Guaidó "tiene mucha más legitimidad que Maduro", pero ha sostenido que para ser presidente de pleno derecho debería ser elegido en las urnas, para lo cual ha llamado a conformar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

Pérdida de apoyos

Desde que murió Chávez, en 2013, Maduro ha ido perdiendo apoyo en el chavismo hasta el punto de que del gobernante PSUV han surgido escisiones de grupos 'chavistas'. En la última semana, algunos funcionarios, incluido un alto cargo militar, se han pronunciado públicamente a favor de Guaidó.

El 23 de enero, Guaidó se declaró mandatario interino en respuesta a la decisión de Maduro de iniciar el 10 de enero un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional por considerar que se basa en unas elecciones, las del 20 de mayo, no democráticas.

Que tenga "éxito"

Este martes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha expresado, por su parte, su confianza en que la conferencia internacional convocada el 7 de febrero en Montevideo por México y Uruguay "tenga éxito". "Creo y apuesto por que la iniciativa del Gobierno de México, Uruguay, Bolivia y los catorce Gobiernos del Caribe representados en Caricom tenga éxito", dijo Maduro en una entrevista con el canal de televisión ruso RT.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Maduro subrayó que cree "decididamente" en el diálogo, por lo que apoya una conferencia "donde todas las partes en Venezuela participemos en un diálogo necesario". Al mismo tiempo, negó que en su país haya "un déficit" de elecciones y que haya que convocar unos comicios presidenciales -recordó que Venezuela ha celebrado seis elecciones en los últimos 18 meses-, y subrayó que el mayor problema es el bloqueo "económico, financiero y comercial" al que está sometida la economía venezolana.

Además, puso en duda la legimitidad de la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, al que calificó de "instrumento circunstancial" de la oposición. "Yo creo en el diálogo, creo que el camino siempre es por la vía del entendimiento, de la palabra, creo en la palabra, creo en la política, no creo en la guerra, no creo en la violencia, no creo en las amenazas de guerra", manifestó.

Yo creo en el diálogo, creo que el camino siempre es por la vía del entendimiento, de la palabra, creo en la palabra, creo en la política, no creo en la guerra, no creo en la violencia, no creo en las amenazas de guerra

Agradeció la "posición dialogante y diplomática de la mayoría de Gobiernos del mundo", en particular la de los líderes de Rusia, China y Turquía. Recordó que el presidente ruso, Vladímir Putin, y su Gobierno salieron a "denunciar la verdad de la agresión contra Venezuela" y "el intento de cambio de régimen".

En contraposición, tachó de "error de carácter diplomático, político, moral" que la mayoría de países de la Unión Europea hayan reconocido a Guaidó, como líder legítimo" -"algo que no existe"-, de Venezuela. También se mostró dispuesto a "un diálogo con todos los partidos políticos" con una "agenda abierta para construir una ruta de paz para Venezuela", aunque matizó que la oposición "va mucho más allá" de Guaidó. Maduro recordó que "más del 80% de los venezolanos quieren diálogo y soluciones pacíficas a los problemas" y que, incluso si el diálogo con la oposición no fructifica, "la paz se impondrá".

Durante la entrevista se dirigió a los líderes mundiales y a la opinión pública mundial para que detengan "la locura de Donald Trump contra Venezuela", que ha amenazado con una "invasión militar" por parte de Estados Unidos.

A su vez, destacó que, aunque Caracas intenta evitar una guerra, se prepara para "hacer impagable" una invasión estadounidense, y aseguró que el casus belli en este caso no son las armas de destrucción masiva, sino "el petróleo, las riquezas, el oro, el gas, los diamantes, el hierro, el agua" de Venezuela.

Con respecto a la posible llegada de ayuda humanitaria occidental, aseguró que "el imperialismo no ayuda a nadie en el mundo". "¿Dime a qué lugar del mundo han llevado ayuda humanitaria? Lo que han llevado son bombas, bombas para destruir Afganistán, Irak, Libia, Siria", dijo.

Photo gallery Guaidó se autoproclama presidente de Venezuela See Gallery

ESPACIO ECO