INTERNACIONAL
05/02/2019 14:41 CET | Actualizado 05/02/2019 14:42 CET

La UE espera abrir una oficina humanitaria en Caracas y anuncia una ayuda urgente de cinco millones

Con el objetivo de facilitar el suministro de la ayuda a través de sus socios sobre el terreno.

REUTERS
REUTERS
REUTERS

La Unión Europea ha anunciado este martes una ayuda de emergencia adicional de cinco millones de euros para contribuir a afrontar las necesidades de la población venezolana y aspira a abrir una oficina humanitaria con el objetivo de canalizar la ayuda europea sobre el terreno.

"Estamos aumentando nuestra ayuda de emergencia para ayudar a los más vulnerables que no tienen acceso a alimentos, medicinas y servicios básicos y que se han visto forzados a abandonar sus hogares", ha anunciado el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, precisando que el bloque seguirá apoyando a los venezolanos y a los países vecinos que les están acogiendo. "Ayudar a la población venezolana que lo necesita es una prioridad para la Unión Europea", ha insistido.

Con el objetivo de facilitar el suministro de la ayuda a través de sus socios sobre el terreno, "la UE tiene intención de abrir una oficina humanitaria en Caracas", ha explicado el Ejecutivo comunitario.La oficina humanitaria se abriría dentro de la Delegación de la UE en Caracas, por lo que a priori no haría falta el visto bueno de las autoridades venezolanas para ello.

"Estaría dentro del acuerdo de funcionamiento de la delegación. Se abriría como una sección dentro de la delegación. Es un acto administrativo", han explicado fuentes comunitarias. Otra cosa son "las especulaciones" sobre las posibles represalias que el Gobierno de Nicolás Maduro podría tomar contra las embajadas europeas tras la decisión de 19 países de la UE, entre ellos España, Francia, Alemania y Reino Unido, de reconocer a Juan Guaidó como presidente interno, aunque "por ahora" todo sigue "como hasta ahora", según fuentes europeas.

"A través de nuestra delegación haremos todas las gestiones necesarias para que esta oficina humanitaria esté creada y funcionando lo antes posible", ha asegurado en rueda de prensa el principal portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

El Ejecutivo comunitario ya ha estado prestando asistencia para la población venezolana, tanto dentro del país como en los países vecinos a los que han huido miles de venezolanos aunque con mucha dificultad, admiten fuentes europeas, que recuerdan que la ayuda europea obligatoriamente se tiene que canalizar a través de las agencias de la ONU y organizaciones internacionales y está sujeta a los principios de neutralidad e imparcialidad.

"Creemos que esta oficina nos ayudaría a suministrar esta asistencia mejor", ha explicado el portavoz de Ayuda Humanitaria del Ejecutivo comunitario, Carlos Martin Ruiz de Gordejuela, quien ha precisado que la UE ya está asistiendo a los venezolanos, dentro y fuera del país, a través de personal humanitario en Managua y Bogotá pero el Ejecutivo comunitario ha decidido "proceder a abrir" una oficina en Caracas pero no ha aclarado plazos para ello.

Con los nuevos fondos, la UE ha movilizado 62 millones de euros de ayuda humanitaria de emergencia y al desarrollo para Venezuela hasta la fecha, incluido un primer paquete de 2 millones de ayuda de emergencia anunciado en marzo para atender las necesidades urgentes de la población dentro del país.

La UE anunció otro paquete de 20 millones anunciado en diciembre para ayuda alimentaria y médica, alojamientos de emergencia, acceso a agua y servicios sanitarios para venezolanos dentro y fuera del país y otro de 35 millones anunciados en junio de ayuda humanitaria y al desarrollo, 12 millones de los cuáles se canalizaron fundamentalmente para cubrir las necesidades básicas de los venezolanos dentro del país, otros cinco para medidas para prevenir el conflicto y reducir las tensiones sociales y la violencia y proteger a los desplazados y otros 18,1 millones de ayuda al desarrollo para cubrir necesidades básicas, dentro y fuera del país.

La UE ha defendido por otra parte la decisión de 19 países comunitarios, entre ellos, España, Alemania, Francia y Reino Unido, de reconocer a Juan Guaidó como presidente interno en Venezuela para avanzar en la celebración de nuevas elecciones presidenciales, insistiendo en es "coherente" con la posición común del bloque.

"Hemos tomado una posición muy clara, que ha sido expresada en varias ocasiones. Creemos que tras las elecciones presidenciales se necesitan celebrar elecciones libres, transparentes y creíbles. Dado que el régimen actual no tiene legitimidad, el único legítimo, democráticamente electo, que vemos es la Asamblea Nacional", ha agregado la portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Maja Kocijancic.

"En este sentido, hemos tomado una posición clara", ha apostillado, rechazando valorar si la UE sigue siendo neutral e imparcial para tratar de facilitar una salida a la crisis venezolana tras la ola de reconocimientos a Guaidó.

Por último, ha defendido que el grupo de contacto internacional auspiciado por la UE, con países del bloque y latinoamericanos que se reunirá este 7 de febrero en Montevideo, busca "facilitar la búsqueda de una solución política".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA IKEA