INTERNACIONAL
05/02/2019 10:18 CET | Actualizado 05/02/2019 10:24 CET

Nuevo frente judicial para Trump: la fiscalía requiere documentos sobre su investidura

Las investigaciones contra el presidente de EEUU van más allá de la trama rusa.

AFP
Trump jura el cargo de presidente de EEUU.

Fiscales estadounidenses han ordenado este martes al comité encargado en 2017 de los actos de investidura del presidente de su país, Donald Trump, que les entregue todos los documentos sobre sus donantes y finanzas, según medios locales.

Los fiscales, con oficina en Manhattan (Nueva York), han requerido los documentos sobre donaciones al comité y asistentes a la investidura, beneficios ofrecidos como entradas o fotografías con el presidente, proveedores y contratistas.

También han solicitado los documentos de capacitación entregados a los recaudadores de fondos y cualquier información sobre pagos directos de donantes a proveedores o contratistas.

El requerimiento ha puesto énfasis en un solo nombre, el del inversor de capital de riesgo Imaad Zuberi, quien ha sido donante del anterior presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y de la candidata demócrata Hillary Clinton y que para la investidura de Trump donó 900.000 dólares a través de su empresa Avenue Ventures.

Los fiscales, no obstante, no han dado pistas sobre el por qué del énfasis en Zuberi.

En total el comité de investidura del presidente Trump recibió 107 millones de dólares (más del doble que el de Obama en 2009), provenientes de intereses corporativos y de ricos simpatizantes.

El objetivo de los fiscales es determinar si hubo alguna ilegalidad en el comité que pueda constituir fraude a EEUU, fraude por correo, fraude electrónico, lavado de activos o falso testimonio. Por ley, el comité de investidura tan solo puede recibir donaciones de ciudadanos estadounidenses o de residentes en el país.

En un comunicado, un portavoz del comité ha reconocido haber recibido el requerimiento: "Aunque todavía lo estamos revisando, nuestra intención es cooperar con la investigación".

El requerimiento de los fiscales de Manhattan evidencia que las investigaciones contra Trump van más allá de la encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016 y los posibles contactos entre la campaña del ahora presidente y funcionarios rusos.

La Justicia estadounidense está investigando además las finanzas del presidente, las de sus negocios y las de sus organizaciones de beneficencia.

EL HUFFPOST PARA IKEA