INTERNACIONAL
06/02/2019 11:55 CET | Actualizado 06/02/2019 14:44 CET

El chef José Andrés asiste al discurso del Estado de la Unión con una reivindicativa camiseta

Su mensaje para Trump: "Mesas más largas, no muros más altos".

Hace tiempo que el cocinero español José Andrés se convirtió en una celebridad en Estados Unidos, donde tiene una exitosa cadena de restaurantes. Tanto es su éxito que este año TIME lo incluyó en la lista de las 100 personalidades más influyentes en el mundo, siendo el único español de esta clasificación.

Anteriormente, el chef se había dado a conocer por otros motivos. En 2015 decidió romper lazos laborales con Donald Trump cuando éste describió a los inmigrantes hispanos como "violadores" y "camellos", por lo que el presidente y el cocinero acabaron en los tribunales. Ya ahí José Andrés dejó claro que no se plegaría al poder y permanecería al lado del débil. Siguió demostrándolo en 2017, cuando cocinó para un millón de puertorriqueños afectados por el huracán María, y este mismo año, cuando repartió comida a funcionarios federales de EE UU afectados por el cierre del Gobierno.

José Andrés enseña a Nancy Pelosi las cocinas de World Central Kitchen, su organización sin ánimo de lucro para dar comida a los funcionarios afectados por el cierre del Gobierno. Washington, 22 de enero de 2019.

Uno de esos días le acompañó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que le devolvió el gesto invitando al cocinero al discurso sobre el Estado de la Unión de este martes, a donde el chef acudió con una camiseta en la que reivindicaba: "Los inmigrantes dan de comer a Estados Unidos".

Horas antes del discurso, José Andrés ya anunció en Twitter que su presencia no resultaría muy agradable para Trump. "Mesas más largas, no muros más altos", reclamó el chef español en redes, mientras el presidente dedicaba su intervención a cargar (una vez más) contra los inmigrantes: "El muro adecuado lo construiré yo".

RECONOZCAMOS LO BUENO