INTERNACIONAL
07/02/2019 12:02 CET | Actualizado 07/02/2019 12:10 CET

Países de la UE y de Latinoamérica buscan desde hoy en Uruguay una hoja de ruta para la paz en Venezuela

Se va a plantear el llamado "Mecanismo de Montevideo", con cuatro etapas de diálogo, negociación y toma de medidas concretas.

El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, compuesto por países europeos y latinoamericanos, analizará hoy jueves en Montevideo posibles soluciones a la crisis venezolana, entre ellas el mecanismo de cuatro pasos propuesto este miércoles por México y Uruguay para avanzar en un diálogo en esa nación.

La reunión fue convocada por Uruguay y México, dos naciones que defienden una posición neutral ante la crisis, después de que el líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se autoproclamara mandatario interino del país por considerar que las elecciones que le dieron a Nicolás Maduro su segundo mandato presidencial fueron fraudulentas.

En el encuentro de hoy, que será copresidido por la alta representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, participarán representantes de las cancillerías de Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México, Uruguay, Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Ante estas naciones, Uruguay y México, con el respaldo de la Comunidad del Caribe (Caricom), propondrán el "Mecanismo de Montevideo". La iniciativa fue revelada tras una reunión entre Vázquez y su canciller, Rodolfo Nin Novoa, con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, quien encabeza la delegación que se desplazó desde su país para abordar la crisis venezolana.

Cuatro etapas

El objetivo de la estrategia, a desarrollarse en cuatro etapas -Diálogo Inmediato, Negociación, Compromisos e Implementación-, es encontrar una "alternativa pacífica y democrática que privilegia el dialogo y la paz para la fomentar las condiciones necesarias para una solución integral, comprehensiva y duradera", según un comunicado de México, Uruguay y el Caricom.

De acuerdo con ese plan, en el caso de que el oficialismo y la oposición acepten dialogar dentro de los moldes del esquema, se invitaría a la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, al excanciller uruguayo Enrique Iglesias y al exsecretario de Relaciones Exteriores mexicano Bernardo Sepúlveda a acompañar el proceso.

La primera fase del "Mecanismo de Montevideo", llamada Diálogo Inmediato, corresponde a la generación de condiciones para el contacto directo entre los actores involucrados, "al amparo de un ambiente de seguridad". En seguida, se pasaría a la etapa de Negociación, "presentación estratégica de los resultados de la fase de diálogo a las contrapartes", en la que se buscarían puntos en común y áreas de oportunidad para la "flexibilización de posiciones e identificación de acuerdos potenciales".

La tercera fase, Compromiso, consistiría en la "construcción y suscripción de es acuerdos a partir de los resultados de la fase de negociación, con características y temporalidad previamente establecidas.

Por último, se procedería a la Implementación, correspondiente a la "materialización de los compromisos asumidos", con el acompañamiento internacional.

Las respuestas de Maduro y Guaidó

Tras darse a conocer, el presidente Nicolás Maduro dijo este miércoles que respaldaba el mecanismo: "Ratifico todo el respaldo al plan de las cuatro fases (...), anuncio el respaldo absoluto del Gobierno de Venezuela a todos los pasos e iniciativas para el diálogo".

Sin embargo, Guaidó reiteró que solo participará en diálogos políticos si se concreta la salida de la Presidencia de Maduro. "Que quede claro que nosotros no vamos a participar en ningún elemento que no lleve concretamente" al "cese de usurpación" de Maduro, al Gobierno de transición y elecciones libres, dijo.

La cita en Montevideo tendrá lugar después de que 19 países de la Unión Europea firmaran una declaración de reconocimiento a Guaidó como "presidente encargado de Venezuela" y tras el encuentro del Grupo de Lima del pasado lunes, que culminó con el compromiso de sus integrantes de no considerar la opción militar para forzar la salida de Maduro de la Presidencia.

La reunión del jueves durará unas tres horas, tras lo cual se celebrará una conferencia de prensa de Mogherini y Vázquez, según la agenda que manejan las delegaciones a la que tuvo acceso Efe.

La decepción de Rusia

Por su parte, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, dijo hoy que Rusia esperaba poder participar en el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, pero no ha sido posible.

"Siendo sincero, esperábamos que Rusia tuviera la oportunidad de sumarse al trabajo que se efectuará hoy en Montevideo, al menos como Estado observador, pero se nos dijo que no iba a haber este tipo de figura" en la reunión, señaló Riabkov a la agencia rusa RIA Nóvosti.

El viceministro expresó sin embargo la "preocupación" de Rusia acerca de la posibilidad de que la cita en Uruguay, más que para promover el diálogo entre la oposición y las "autoridades legítimas" de Venezuela, se utilice para "presionar" al presidente Nicolás Maduro y a su Gobierno.

QUERRÁS VER ESTO

Guaidó ordena a las fuerzas armadas que permitan el paso de ayuda humanitaria a Venezuela.