INTERNACIONAL
08/02/2019 04:45 CET | Actualizado 08/02/2019 04:45 CET

Un tabloide intenta (sin éxito) chantajear al dueño de Amazon con fotos de "su pene semierecto" y de su amante

Jeff Bezos no ha tragado y ha publicado todos los correos.

Agence-France Presse

El dueño de Amazon, Jeff Bezos, ha acusado a la empresa matriz del tabloide The National Enquirer de intentar chantajearle, amenazando con publicar mensajes de texto y fotos íntimas de él y su amante si no cesa una investigación sobre el origen de esa filtración.

The National Enquirer sacó a la luz en enero que Bezos mantenía una relación extramatrimonial con la expresentadora de televisión Lauren Sánchez, días después de que el dueño de Amazon y su esposa, MacKenzie, anunciaran que se divorciaban.

A raíz de esa información, Bezos contrató a investigadores privados para determinar el origen de la filtración, que consistía en mensajes privados de texto.

Según ha explicado el dueño de Amazon en un artículo en Medium, el presidente de American Media Inc., la matriz del tabloide, le contactó a través de intermediarios para extorsionarle con publicar fotos y más mensajes privados si no cesaba la investigación.

"Por supuesto que no quiero que se publiquen fotos personales, pero tampoco quiero participar en sus conocidas prácticas de extorsión, favores políticos, ataques políticos y corrupción", ha enumerado Bezos sobre American Media Inc.

Por supuesto que no quiero que se publiquen fotos personales, pero tampoco quiero participar en sus conocidas prácticas de extorsión"Bezos

El creador de Amazon también ha publicado en el artículo los correos electrónicos que su abogado recibió del representante de David Pecker, el presidente de American Media Inc., en los que se describían las fotografías íntimas que tienen en su poder y le chantajeaban.

"Me hicieron una oferta que no podía rechazar. O al menos eso creyeron"

Entre las nauseabundas descripciones se incluyen fotos se Bezos en calzoncillos "y su anillo de casado", "un selfie desnudo en el baño" en el que se atisban sus partes íntimas y hasta una foto sin camiseta "con su pene semierecto penetrando la cremallera".

En las fotografías comprometidas también está presente (y amenazada) su amante, Sánchez, "simulando sexo oral" mientras fuma, con un vestido rojo "muy escotado que deja entrever sus partes bajas" y otras expresiones de mal gusto que Bezos ha querido compartir para retratar a sus chantajistas.

"Me hicieron una oferta que no podía rechazar. O al menos eso creyeron las personas a la cabeza del The National Enquirer. Me alegra que pensaran eso, porque les animó a ponerlo todo por escrito", ha apuntado irónicamente Bezos en su escrito de denuncia.

Me alegra que pensaran eso, porque les animó a ponerlo todo por escrito"Bezos

"Captaron mi atención. Pero no como probablemente esperaban. No importa la vergüenza personal que pueda sentir porque hay algo más importante. Si yo, en mi posición, no puedo enfrentarme a este tipo de extorsión... ¿cuánta gente puede hacerlo?", plantea el hombre más rico del planeta, dueño de la empresa más valiosa del mundo.

Y detrás de todo, apunta a oscuros vínculos con Trump y Arabia Saudí

El dueño de Amazon insinúa en el texto que el origen de las publicaciones en su contra puede estar en la cobertura que hace The Washington Post, también de su propiedad, sobre la Presidencia de Donald Trump y sobre Arabia Saudí.

Pecker fue investigado por la Justicia de EEUU por colaborar durante las elecciones a la Casa Blanca de 2016 con la campaña de Trump y, según Bezos, también tiene vínculos con Arabia Saudí. El Post cubre exhaustivamente el asesinato (vinculado a la familia real saudí) de su periodista Jamal Khashoggi.

Si en mi posición no puedo enfrentarme a esta extorsión... ¿cuánta gente puede?"Bezos

Además de cesar la investigación sobre la filtración, según los correos publicados por Bezos, Pecker también le exigía una rectificación sobre sus declaraciones de que el origen de la cobertura "tenía motivaciones o influencias políticas".

El investigador contratado por Bezos, Gavin de Becker, ha dicho en entrevistas recientes que está indagando si el hermano de Sánchez, que apoya a Trump, tiene algo que ver en la filtración del material íntimo al The National Enquirer.

ESPACIO ECO