POLÍTICA
09/02/2019 09:08 CET | Actualizado 09/02/2019 09:08 CET

Esta es la candidatura más surrealista a la alcaldía de Barcelona

Un empresario alemán se presenta junto a la ex de Pujol Ferrusola con propuestas como crear una isla frente a la ciudad para acabar con el problema de la vivienda

Cedida
El empresario alemán y candidato a la alcaldía de Barcelona, Karl Jacobi.

El cóctel es insólito. Ponga un empresario alemán que tocaba en una banda de rock y que se convirtió en azote del independentismo tras una reprimenda a Roger Torrent en el Círculo Ecuestre de Barcelona. Añádale la ex de Jordi Pujol Ferrusola, Vicky Álvarez, famosa por revelar los negocios oscuros de la familia Pujol en una comida con Alícia Sánchez Camacho (PP). Llámele a la candidatura Orden y Justicia y ponga sobre la mesa propuestas como construir una isla frente a Barcelona para acabar con el problema de acceso a la vivienda.

El resultado es la candidatura de Karl Jacobi, probablemente la más disparatada de todas las que concurren a las próximas municipales.

"Si usted conoce mi historia y mi currículum, sabe que yo siempre salgo a ganar", afirma Jacobi en conversación telefónica con El HuffPost. "Las otras opciones ni siquiera me las planteo". La fórmula no es nueva: candidatos ajenos a los partidos que se presentan con mensajes contra los políticos, afirmando ser distintos a ellos y formar parte del "pueblo" y no del problema. "Yo no tengo relaciones políticas", sostiene Jacobi, "yo quiero ayudar al pueblo y luego me iré".

Jacobi se hizo famoso en Cataluña el pasado 7 de marzo. En un encuentro del presidente del Parlament, Roger Torrent, con empresarios alemanes, algunos empezaron a cuestionar la deriva independentista del Govern. Fue entonces cuando Jacobi agarró el micro y soltó su diatriba en un castellano con marcado acento alemán. Tras acusar a los independentistas de mentir durante 30 años, acabó diciéndole a Torrent que deberían estar en la cárcel. "Le dije lo que mucha gente esperaba", recuerda ahora.

El empresario se convirtió instantáneamente en un héroe para los medios constitucionalistas. Según él, empezaron a lloverle ofertas. "Todos los partidos importantes contactaron conmigo y querían que fuese su candidato", sostiene. Jacobi afirma que su intervención desembocó en una ola de "alrededor de 15.000 emails" de catalanes que desde todo el mundo le pedían "por favor" que se presentara a las municipales. Siempre según su relato, su mentalidad alemana le obligó a aceptar el reto. "Cuando a un alemán le piden ayuda muchas veces, al final lo hace".

Rockero, piloto de carreras, empresario...

Jacobi es un hombre de mil caras. Llegó a España en 1984 y es originario de Colonia (Alemania), pero no quiere precisar el año en que nació. Campeón de España de carreras de coches antiguos en tres ocasiones, trabajó de carpintero y de mecánico antes de ser empresario de comunicación y marketing. Su gran pasión, el rock, le llevó durante años por las fiestas mayores de pueblo con su banda de versiones, Group 66.

Jacobi es el líder del grupo, se sitúa en medio, canta y menea un bajo que parece más de decoración que otra cosa. La crisis económica, no obstante, acabó con la carrera de Group 66. "Cada vez había menos presupuesto para las fiestas mayores y al final lo dejamos", explica ahora el candidato. El lema del grupo no dejaba lugar a dudas: "¡Su fiesta mayor, un éxito garantizado!"

Propuestas y candidatos polémicos

La candidatura de Jacobi se nutre de candidatos y propuestas inverosímiles que, sin embargo, le acaban granjeando espacios en los medios a pesar de sus pocas opciones en unos comicios muy disputados.

La incorporación de Vicky Álvarez es el mejor ejemplo. La exnovia de Jordi Pujol Ferrusola se hizo famosa por revelar los tejemanejes de la família a Alícia Sánchez Camacho durante una comida que estaba siendo grabada en el restaurante La Camarga, en Barcelona. Tras esas revelaciones, Álvarez cobró durante años de los fondos reservados del Ministerio de Interior para incriminar a los Pujol, según reconoció ella misma a El Independiente.

"Vicky puede aportar mucho, es un símbolo para los ciudadanos que cumplen las leyes", opina Jacobi de la ex de Jr. Pujol. El empresario, sin embargo, no confirma si irá en el número 2 o 3 de su lista, tras haberse peleado con el partido de extrema derecha con el que se presentaba. "Ahora me voy a presentar por mi cuenta, con mi propio programa y tengo que hablar con ella".

Precisamente el programa de Jacobi ha sido uno de los elementos de discordia con Nosotros, el mencionado partido ultra con el que concurría. La idea de construir una isla -"igual que en Dubai" - enfrente de Barcelona para construir 300.000 viviendas ha sido calificado de ocurrencia por sus rivales y antiguos compañeros de candidatura.

"Hay que tener visiones", dice Jacobi de su proyecto, que considera "perfectamente viable" a unos 15 años vista. Su deseo es que esa isla dibuje la palabra Barcelona y se pueda leer desde el avión que despega o llega a la ciudad. "Sería super espectacular, imagínese lo que supondría para el prestigio y la imagen de la ciudad", sostiene.

Jacobi echa de menos su época de rockero en la que versionaba por los pueblos de Cataluña el Unchain my heart de Joe Cocker. "La música es el alma de la vida, pero no se puede tener todo", apunta con cierta melancolía. "Hay que tener prioridades y lo importante ahora es salvar Barcelona".