TENDENCIAS
11/02/2019 02:44 CET | Actualizado 11/02/2019 02:44 CET

La 'Roma' de Alfonso Cuarón ensombrece a 'La favorita' en los Bafta a pocos días de los Oscar

Aunque se ha llevado menos premios (4), se ha llevado los gordos, mejor película y director.

EFE

La mexicana Roma y sus cuatro Bafta, incluyendo los de mejor película y dirección para Alfonso Cuarón, han hecho sombra a La favorita, que se ha alzado con siete máscaras doradas en la 72 edición de los premios de la Academia Británica de Cine y Televisión.

El largometraje de Cuarón, que consiguió su segundo Bafta como mejor director después de hacer lo propio en 2014 gracias a Gravity, ha logrado además el galardón a mejor película de habla no inglesa y mejor fotografía, también labor del cineasta.

La laureada cinta, que opta a diez Oscar, narra la historia de la infancia de Cuarón. A través de los ojos de la mujer que le cuidó de niño a él y sus hermanos, a quien da vida la debutante Yalitza Aparicio, el director hace un retrato del México de los años 70 y una oda a sus recuerdos.

Una historia en blanco y negro, rodada en español y mixteco, que cosechó cuatro de los siete entorchados a los que optaba, suficientes para consagrarse como la gran vencedora de la gala, considerada la antesala de los Óscar.

En los últimos cinco años, los Bafta y los Óscar han coincidido en cuatro ocasiones en lo que se refiere a mejor dirección: Cuarón, por Gravity (2014); Alejandro González Iñárritu, por El renacido (2016); Damien Chazelle, por La La Land (2017), y Guillermo del Toro, por La forma del agua, el año pasado.

Solo erraron en 2015, cuando optaron por Richard Linklater (Boyhood) y los Óscar por Iñárritu (Birdman).

En mejor película, sin embargo, solo una coincidencia, la de 2012, cuando los premios británicos y los estadounidenses consideraron los 12 años de esclavitud de Steve McQueen el mejor filme del año.

En 'La favorita' brillan sus actrices

La favorita, cinta del griego Yorgos Lanthimos, se quedó sin máscara a mejor película y a mejor director pero venció en siete de las 12 categorías en las que competía, entre ellas maquillaje, diseño de producción, guión original y vestuario.

Olivia Colman, que era la gran favorita por su interpretación de la trastornada reina Ana de Inglaterra, se llevó a casa el Bafta a mejor actriz, mientras que Rachel Weisz, una de sus sirvientas, arrebató el galardón de mejor secundaria a su compañera de reparto, Emma Stone, que no acudió a la gala.

Bohemian Rhapsody, A Star is Born y First Man, que partían con siete nominaciones cada una, han conseguido dos, uno y ningún premio, respectivamente.

La cinta que cuenta los inicios en el grupo británico Queen se llevó el Bafta a mejor sonido y a mejor actor principal de la mano del estadounidense de origen egipcio Rami Malek, que ya se llevó el mes pasado el Globo de Oro y parte como uno de los grandes favoritos para los Óscar.

Lagy Gaga no gana y ausenta, pero su banda sonora brilla

El debut de Bradley Cooper como director con A Star is Born logró únicamente la máscara a mejor música original por la banda sonora compuesta por él, Lukas Nelson y Lady Gaga, una de las grandes ausentes de la noche en el Royal Albert Hall de Londres.

El largometraje dirigido por el estadounidense Damien Chazelle, First Man, que competía en siete categorías, se marchó con las manos vacías, al igual que lo hicieron Cold War y Can You Ever Forgive Me, que optaban a tres Bafta cada una.

Las que sí se llevaron trofeo a casa fueron Vice, de Adam McKay, que ganó mejor montaje, y Green Book, de Peter Farrelly, que logró el de mejor actor secundario por la interpretación del apasionado pianista negro Don Shirley hecha por Mahershala Ali.

Los premios se completaron con el de animación para la cinta sorpresa del año, Spider-Man: Into The Spider-Verse; el de documental para Free Solo; el de efectos visuales para Black Panther y el de estrella emergente para una de las actrices de esta historia de superhéroes, Letitia Wright.

ESPACIO ECO