POLÍTICA
11/02/2019 14:54 CET | Actualizado 11/02/2019 14:54 CET

ERC y PDeCAT no se sienten "presionados" por un posible adelanto electoral

Siguen manteniendo sus enmiendas a la totalidad

ERC
Marta Vilalta

¿Cómo ha sentado en el independentismo la posibilidad de que Pedro Sánchez convoque elecciones generales para el 14 de abril? Pues ERC y el PDeCAT han salido a decir que no se siente presionados por esa filtración.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado que si el presidente del Gobierno estudiase un avance de las elecciones generales, sería "probablemente para presionar a los partidos en general y también a los partidos independentistas".

En rueda de prensa tras reunirse la dirección del partido, ha avisado de que, sin embargo, ERC no se siente presionada por ello, y recuerda que la potestad de avanzar unas generales es exclusiva del presidente.

El partido de Oriol Junqueras ha advertido al Gobierno de que, si con un avance electoral busca que ERC retire la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no lo encontrará por esta vía, sino por la vía de un diálogo sin renuncias.

Un Gobierno "débil"

También se ha pronunciado el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, que ha negado que su formación se sienta "presionada" por una posible convocatoria electoral y ha pedido al jefe del Gobierno que "se siente otra vez en la mesa" para "concretar" las propuestas que negociaban la semana pasada.

En una rueda de prensa después de la reunión de la ejecutiva del PDeCAT, Bonvehí ha augurado este lunes que se trata de una "medida de presión para los independentistas" que no cree que se vaya a producir, pero en todo caso ha recalcado que no se sienten "presionados".

Tras recordar que convocar elecciones es una prerrogativa exclusiva de Sánchez, ha considerado que este lidera una gobierno "débil" que, ha remarcado, podría tener más recorrido si hubiera abordado "el asunto de Cataluña" a través de las negociaciones entre Gobierno y Generalitat que quedaron suspendidas el pasado viernes.