NOTICIAS
13/02/2019 23:26 CET | Actualizado 13/02/2019 23:26 CET

El Real Madrid se viste de campeón: Europa es otra cosa

El conjunto blanco gana al Ajax (1-2) y pone un pie en cuartos de final de la Champions League.

90min

El Real Madrid en Europa es otra cosa. El equipo de Solari se pone el traje de campeón cuando sale por los fríos feudos del viejo continente y solventa los partidos con toda la suerte que no tiene en la competición nacional.

El viaje a Ámsterdam parecía de turismo. El típico viaje en InterRaíl que haces con los compañeros de Universidad para conocer mundo cuando tienes 20 años, mochila en mano, pero nada más lejos de la realidad.

Los holandeses, cuya media de edad es de 23 años, saltaron al campo con la fe de un equipo ya curtido y que sabe lo que se hace. Presionar. Morder. Atacar. Y como la fe mueve montañas, los holandeses se pusieron por delante del marcador.

Pero delante estaba el Real Madrid. Tres copas de Europa seguidas no se ganan simplemente con buen fútbol. Y a suerte, al equipo de Chamartín no le gana nadie. El VAR, tan denostado por los madridistas en Liga, hizo su primera aparición en la historia de la Champions para robarle la ilusión al joven conjunto de Ámsterdam.

Y cuando parecía que todo está perdido, que no había esperanza, llegó Vinicius y puso todo en su sitio. El joven brasileño tiró de tesón y se inventó una jugada que dejó solo a Benzema para marcar el primer gol placer.

En la segunda parte, el Ajax tiró de ganas y logró empatar el partido, que se volvió intenso y entretenido. El árbitro se olvidó de que tenía un silbato y apenas lo usó durante la segunda parte.

Pero el Madrid, en Europa, siempre vuelve. Marco Asensio anotó el 1-2 y dejó muda a la noble afición holandesa, que no paró de jalear a sus jugadores durante todo el encuentro. El equipo blanco se jugará en casa el pase a cuartos de final de su competición.