14/02/2019 11:16 CET | Actualizado 18/02/2019 11:09 CET

Así es la vida alrededor del sofá

¿Hay algo más placentero que sentarte en el sofá al llegar a casa tras un largo día de trabajo? ¿O dedicar una mañana del fin de semana al relax y la calidez del salón? La vida alrededor del sofá es diferente para cada persona, pero todos coincidimos en que es un momento placentero.

El placer es muy diferente según nuestra personalidad, por eso hay un salón y un sofá para cada uno de nosotros. Seguro que te sientes identificado con alguno de estos comportamientos.

El lector

No hay nada que le guste más que disfrutar de un rato de silencio en el que su único acompañante es un buen libro. Puede pasarse horas y horas sentado en esa butaca que eligió con mimo para que su momento de lectura sea prácticamente perfecto. Todo huele a libro gracias a a las decenas de ejemplares que se agolpan en las estanterías, en la mesa auxiliar y en el revistero para el que solo hay que estirar la mano para coger alguna revista.

IKEA

Sillón STOCKSUND, 399 euros.

El que no para quieto

El salón no es solo su habitación favorita para el relax, sino también su base de operaciones. Para ver la tele, para tomar algo con los amigos, para trabajar, para hacer deporte... le sirve para todo y es difícil que pase más de diez minutos sentado en el sofá.

El siestas

Cuando sale por la mañana ya está pensando en la siesta que va a echarse al llegar a casa. Fantasea durante todo el día con ese sofá amplio, mullido y lleno de cojines que se ha convertido en una especie de templo. Cuando llega el ansiado momento cierra las ligeras cortinas que dejan pasar la cantidad justa de luz y coge la manta de borreguillo para hacer la siesta todavía más placentera.

IKEA

Sofá STOCKHOLM, 1499 euros

El que siempre tiene invitados

Su salón es un hervidero: cenas con amigos, noches de manta y peli, fiestas, comidas familiares... Nada se le resiste, por eso está equipadísimo. No falta un buen sofá para recibir a los invitados, un par de butacas individuales y una gran mesa de diseño minimalista para acoger las numerosas cenas. Siempre decorada con centros de mesa, flores y una vajilla para cada ocasión.

IKEA

Sofá LANDSKRONA, 649 euros.

El cinéfilo

Su salón parece una sala de cine: una enorme pantalla con el mejor sonido para disfrutar de todas las películas y series del momento, y por supuesto con un sofá para la ocasión. Le encantan los sofás esquineros para poder estirar las pierdas en las tardes de maratón, cuando los capítulos pasan uno detrás de otro. Siempre a mano un bol con palomitas y las cajas llenas de dvds para revisar los grandes clásicos.

IKEA

Sofá VIMLE, 699 euros.

El quisquilloso

Le gusta tener el salón perfecto y sufre cada vez que algún invitado hace al amago de poner los pies en el sofá, o que alguien descoloca los jarrones de decoración, los libros de las estanterías o los cojines. La armonía entre todos los elementos de la habitación es la clave, por eso seguro que le resulta muy útil el servicio que propone IKEA para probar un sofá durante 365 días y cambiarlo si al final no le convence.

El desastre

Intenta mantenerlo todo limpio, pero le resulta imposible. Si decide tomarse una taza de café en el sofá se le cae todo, si se levanta rápido tira todo lo que hay en la mesita auxiliar y se engancha con el cable de la lámpara. Por eso es imprescindible en su salón un sofá resistente y fácil de limpiar para librarse de las múltiples manchas que se acumulan.

IKEA

Sofá GRÖNLID, 499 euros.