TENDENCIAS
16/02/2019 09:11 CET | Actualizado 16/02/2019 09:12 CET

¿Es mejor tomar vino antes de la cerveza o al revés para evitar la resaca?

90 voluntarios se emborracharon bebiendo cerveza y vino en distinto orden para comprobarlo.

Algunas personas habrán oído decir que si tomas una copa de vino antes de la cerveza, tendrás resaca, y que si tomas cerveza antes del vino, la evitarás, pero resulta que esa afirmación carece de fundamento.

El orden de las bebidas no altera el resultado: si bebes demasiado, tendrás resaca. Lo demuestra la ciencia (además de la experiencia). Varios investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de la Universidad de Witten/Herdecke (Alemania) encargaron a 90 voluntarios la dura tarea de emborracharse con cerveza y vino en distinto orden. El resultado fue: 90 voluntarios con resaca y un mito destruido.

DisobeyArt via Getty Images

Los voluntarios, de entre 19 y 40 años, fueron escogidos y divididos en tres grupos. El primer grupo bebió dos pintas y media de cerveza (1420 ml) y después cuatro copas de vino grandes (unos 600 ml).

El segundo grupo bebió la misma cantidad, pero en el orden inverso. Los del tercer grupo, el grupo de control, bebieron o vino o cerveza.

Una semana después, los participantes de los grupos uno y dos invirtieron el orden de sus bebidas para añadir un filtro más de fiabilidad al estudio.

El grupo de control, que había bebido o vino o cerveza el primer día, cambió a la otra opción el segundo día. De este modo, no solo se comparaban los grupos entre sí, sino que además los participantes eran su propio control.

A los participantes se les preguntaba a intervalos regulares qué tal se encontraban mientras aún estaban bebiendo y se les pedía que juzgaran cómo de ebrios se sentían en una escala del 0 al 10 al final de cada prueba.

Antes de ir a la cama en las instalaciones dispuestas para el estudio, todos los participantes recibieron una cantidad de agua personalizada según su peso corporal. Durante la noche, todos estuvieron bajo supervisión médica.

Al día siguiente, a los participantes se les pedía que hablaran de su resaca para darle una puntuación de 0 a 56 mediante esta escala de clasificación de resacas basada en factores como la sed, el cansancio, el dolor de cabeza, el mareo, las náuseas, el dolor de estómago, el incremento del ritmo cardíaco y la pérdida de apetito.

Los investigadores descubrieron que ninguno de los tres grupos mostraba diferencias significativas en la escala de resacas según el orden de las bebidas, pero las mujeres tendieron a sufrir resacas ligeramente peores que las de los hombres.

"Utilizando vino blanco y cerveza lager, no hallamos nada de verdad en la creencia de que beber cerveza antes del vino suaviza la resaca en comparación con el orden inverso", comenta uno de los autores, Jöran Köchling.

"Lo cierto es que beber demasiada cantidad de cualquier bebida alcohólica probablemente te provocará resaca. La única forma fiable de predecir lo mal que te sentirás al día siguiente es conociendo tu estado de ebriedad y notando si te está sentando mal. Todo el mundo debería prestar atención a estas alarmas cuando bebe", concluye.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Las calorías del alcohol See Gallery
Photo gallery Mitos nutricionales See Gallery