POLÍTICA
18/02/2019 19:28 CET | Actualizado 18/02/2019 19:28 CET

El 28-A pilla a los partidos catalanes con el pie cambiado

Los 'comuns' apuestan por Pisarello, Tardá prefiere no repetir en ERC y en el PDeCAT se espera una dura pugna con Puigdemont

Agencia EFE
Carles Campuzano y Joan Tardá

Todo empezó y acabó con los partidos independentistas. Permitieron la primera moción de censura que prosperó en el Congreso y sentenciaron la legislatura tumbando los presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez. Las próximas elecciones del 28 de abril se jugarán, de nuevo, en clave catalana y los partidos de la comunidad tratan de organizar a toda prisa sus candidaturas ante unos comicios que alterarán las listas ideadas para las municipales y las europeas de mayo.

El adelanto electoral ha pillado a casi todo el mundo con el pie cambiado. El espacio posconvergente, el encaje entre el PDeCAT y La Crida, el nuevo partido de Puigdemont, está todavía en fase preliminar. Los 'comuns' tampoco pueden jugar las cartas que pretendían y se han visto obligados a reestructurar su candidatura a toda prisa. ERC, por su parte, busca candidato porque Joan Tardà prefiere no repetir en el Congreso.

No parece, de momento, que el rechazo a las cuentas de Sánchez vaya a pasarle factura al independentismo. Tanto el sondeo de La Vanguardia como el de El Periódico, publicados durante el fin de semana, dan a la suma de ERC y PDeCAT entre 17 y 20 escaños (actualmente son 17). Eso sí, de cumplirse los pronósticos demoscópicos, ERC adelantaría todavía más al espacio convergente.

Las reuniones y negociaciones para las listas de las generales empezaron antes incluso de que Sánchez anunciara la convocatoria de elecciones. Una vez el independentismo constató que no se movería y Sánchez tampoco, comenzó el baile de nombres para las listas en el Congreso. En algunos espacios ya se han tomado decisiones; en otros se augura una dura batalla que se alargará durante días.

Profunda renovación en el PDeCAT

El espacio posconvergente será la lista que presente una mayor renovación. Tal y como ocurre en la candidatura por Barcelona, la disputa ahora mismo entre la vieja guardia del PDeCAT y las intenciones La Crida, el partido de Carles Puigdemont, sigue totalmente abierta. Los comicios han llegado cuando todavía no se sabe cómo va a encajarse La Crida con el PDeCAT y las fuentes consultadas este lunes creían que la marca electoral con la que se presentarán será Junts per Catalunya.

Los trackings (sondeos internos) que manejan en el PDeCAT les auguran una bajada de entre 2 y 4 escaños de los 8 actuales. Ante la pérdida de plazas, la lucha es todavía más feroz. Las fuentes consultadas no descartaban la posibilidad de que lidere la lista un preso -Josep Rull es el que está mejor colocado- y de número dos vaya Míriam Nogueras, actual vicepresidenta del PDeCAT, impulsora de La Crida y fiel a Puigdemont.

Nogueras forma parte del sector del partido que rechazaba aprobar las cuentas al Gobierno. El anterior número dos, Carlos Campuzano, del sector más moderado que prefería aprobar los Presupuestos, tiene menos opciones de ir en puestos de salida aunque los sectores moderados del PDeCAT insisten que su voz va a tener representación en los primeros puestos de la lista.

Pisarello se presentará por los 'comuns'

También en el espacio de Ada Colau los planes se han visto alterados por el adelanto electoral. La primera opción de la alcaldesa de Barcelona para el Congreso era Jaume Asens, concejal en el Ayuntamiento de Barcelona. La intención era que fuera primero en la lista de las municipales (Asens tiene tirón en el espacio soberanista) y después pasara a liderar la del Congreso.

El hecho de que las generales se celebren antes que las municipales ha obligado a los Comuns a reestructurar la candidatura. Finalmente el candidato al Congreso será Gerardo Pisarello, actual número 2 de Colau en el Consistorio, según ha avanzado Nació Digital y ha podido confirmar El HuffPost.

Pisarello era hasta ayer candidato para las elecciones al Parlamento europeo pero el anuncio de Sánchez lo ha trastocado todo. El partido de Colau ganó las generales en Cataluña en 2016 y creen que pueden repetir los resultados ante un ERC en alza.

SOPA Images via Getty Images
El 'número dos' de Ada Colau en el Ayuntamiento, Gerardo Pisarello (el segundo por la derecha), liderará la lista al Congreso.

ERC: el enigma Tardà

¿Qué pasará con Joan Tarda, la cara visible de ERC en Madrid junto a Gabriel Rufián? Tardà lleva de diputado en el Congreso desde 2004 y es el rostro de los republicanos en Madrid. El veterano diputado, no obstante, ya ha trasladado que no tiene ganas de repetir.

En el partido, sin embargo, todavía no descartan que Tardà vuelva a presentarse junto a Gabriel Rufián. Las encuestas son buenas y prevén pasar de los 9 diputados hasta 12 o 13 escaños, siempre a merced del candidato que acabe planteando el PdeCAT. "Él no quiere, pero la decisión no está tomada", sentenciaba este lunes un diputado del partido.

Con Junqueras en la cárcel y Marta Rovira huida a Ginebra, los republicanos van faltos de caras visibles y quisieran un perfil experimentado para acompañar al siempre imprevisible Rufián. Ante esta tesitura, en el partido no descartan que Tardà repita por última vez y se presente de nuevo a las listas del 28-A.

EL HUFFPOST PARA TOYOTA