VIRALES
19/02/2019 11:15 CET | Actualizado 19/02/2019 11:43 CET

Mercadona: lo que debes saber antes de ver el alarmante vídeo del "mi hija lo vio antes de comerlo"

Y no, no es culpa del supermercado.

Un vídeo que recorre las redes sociales está alarmando a muchos usuarios. En él se ve cómo una mujer que ha comprado merluza en Mercadona muestra que el pescado tiene anisakis. Pese a que subraya que lo ha adquirido en esa cadena de supermercados, lo cierto es que ni la empresa tiene la culpa ni es una situación extraña.

Mercadona ya ha dado explicaciones afirmando que "no es un problema del pescado de Mercadona, es un reto del sector pesquero". Y, de hecho, los consumidores pueden evitar comerse ese temido anisakis tomando algunas medidas.

Mercadona responde así al delirio de una mujer en Facebook: "Nos quieren imponer el catalán a la fuerza"

Aecosan, la Agencia Española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición, explica que el anisakis es un parásito que puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos (calamar, pulpo, sepia,...) y provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves.

Con todo, ese organismo subraya que la enfermedad "sólo se puede contraer si se come pescado o cefalópodos parasitados crudos o sometidos a preparaciones que no matan al parásito".

También da algunas pautas para evitarlo:

  • Compre el pescado limpio y sin vísceras (sin tripas). Si no lo está, quítele las vísceras lo antes posible.
  • La cocción, fritura, horneado o plancha son preparaciones que destruyen el parásito, cuando se alcanzan los 60° C de temperatura por lo menos durante un minuto en toda la pieza.
  • Con los crustáceos (langosta, langostino, bogavante, gamba, camarón, nécora, centollo,...) siga la misma regla: prepárelos cocidos o a la plancha.
  • Si come el pescado crudo o sometido a preparaciones que no matan al parásito, deberá congelarlo.

Pero, ojo, para poder congelar en casa, tu frigorífico debe alcanzar una temperatura de –20 ºC o inferior y mantener el producto congelado durante cinco días. Esta temperatura solo se alcanza en frigoríficos de tres estrellas (***) o más.

Aecosan subraya que si tu frigorífico tiene menos de tres estrellas es mejor que compres el pescado ya congelado.

El organismo destaca que deben congelarse las siguientes preparaciones cuando se hacen en casa:

  • Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche.
  • Sashimi, sushi, carpaccios y otras especialidades a base de pescado crudo.
  • Pescado marinado, como por ejemplo ceviche.
  • Huevas de pescado crudas o prácticamente crudas.
  • Arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o ligeramente salados.
  • Pescados marinos sometidos a ahumado en frío.

En cambio, Aecosan explica que no es necesario congelar:

  • Las ostras, mejillones, almejas, coquinas y demás moluscos bivalvos.
  • Los pescados de aguas continentales (ríos, lagos, pantanos...) y piscifactorías de agua dulce. Por ejemplo: truchas, carpas...
  • Las semiconservas como las de anchoas (en envase metálico, de vidrio u otras presentaciones).
  • Los pescados desecados salados de manera tradicional, como el bacalao o las mojamas.