INTERNACIONAL
19/02/2019 10:41 CET | Actualizado 19/02/2019 10:44 CET

'Maras', la serie de Globomedia que no es una serie, sino una campaña de CEAR

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado recurre a la ficción para denunciar la realidad de la violencia en Centroamérica, con 29 asesinatos diarios.

Hoy se estrena Maras. Ver, oír y callar. Globomedia apenas había adelantado hasta ahora un puñado de imágenes impactantes: hombres armados abrazando a sus hijos en calles de las duras, esos barrios en los que es mejor estar a cubierto, a la sombra, con persecuciones y atropellos, llamadas a la puerta que no anuncian una visita amigable, huidas, miedo. "¿Sabe que en mi país matan a más gente que en Siria?", se oye decir al protagonista de la serie.

Bueno, de la serie no. De la serie inventada que es Maras. Porque lo que hoy se lanza no es una serie, es una campaña de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) disfrazada de ficción, con la que se trata de denunciar la realidad de esas pandillas criminales que tienen atenazada a América Central, motivo por el que escapan miles de personas cada año, en busca de seguridad, de supervivencia.

Como explica CEAR en un comunicado de prensa, ha vestido la realidad de ficción para denunciar el "nulo reconocimiento del derecho de asilo" de las víctimas de estos grupos por parte de las autoridades españolas. "Entendemos la decepción de quien esperaba ver hoy una serie, pero creímos que era necesario una iniciativa así para hacer ver que las maras no es una ficción sino una realidad cotidiana para miles de personas de Centroamérica que viven en un miedo continuo a sufrir extorsión, violaciones, palizas tortura, y asesinatos", explicó Estrella Galán, directora de CEAR.

El Salvador, Honduras y Guatemala siguen bajo el régimen de terror que imponen las maras, con más de 10.500 asesinatos registrados en 2018 entre los tres países, 29 al día. Unas cifras de homicidios similares a los que se pueden dar en caso de un conflicto armado. De hecho, cada vez más personas de estos países buscan refugio en España, sumando un total de 4.860 solicitudes de asilo el año pasado. Sin embargo, solo se resolvieron 320, de las cuales sólo 15 ofrecieron protección. Un dato ridículo, ante la magnitud del problema.

CEAR denuncia a través de esta no serie, de esta llamada de atención, que España ha levantado "un muro invisible" a las personas de El Salvador, Honduras y Guatemala que huyen de la violencia de las pandillas, negando de forma sistemática sus peticiones de asilo. Una práctica que CEAR señala como contraria no solo a las directrices del ACNUR, sino también a repetidas sentencias de la Audiencia Nacional que han reconocido a las víctimas que ejercen las maras como personas refugiadas.

Para contar la verdad

Desde el pasado 1 febrero, CEAR lanzó una campaña de difusión de Maras. Ver, oír y callar como si se tratara de la promoción de una serie. con una página web, perfiles en redes sociales, así como carteles en la calle que aumentaron la expectación por la serie y generaron debate sobre la nueva propuesta de acción made in Spain.

En el día del estreno, este 19 de febrero, estos miles de seguidores han podido descubrir que la serie maras no tiene actores, ni guion, ni efectos especiales... En su lugar, han encontrado cinco "episodios" con los verdaderos protagonistas: cinco víctimas reales de estas pandillas violentas que vieron rechazada su petición de asilo en España y cuentan su historia en primera persona, en videos como los que puedes ver a continuación.

En esta campaña, CEAR ha contado con la colaboración desinteresada de Globomedia (Grupo MEDIAPRO). Este Grupo puntero en producción televisiva ha demostrado su compromiso con los temas sociales en varias ocasiones, recalca la organización en su comunicado. Javier Pons, director de Globomedia, explica que, "en los tiempos que corren, las empresas no deben ni pueden aislarse de las alarmas sociales y el problema que sufren los refugiados es una de ellas. Son muchas las personas que huyen de su país por diferentes motivos, uno de ellos es la violencia que les alcanza en sus propios barrios. La extorsión de las maras es un buen ejemplo. Este ha sido el tema con el que Globomedia se ha comprometido de la mano de CEAR".

QUERRÁS VER ESTO

El daño de las maras, en cifras.