POLÍTICA
19/02/2019 11:14 CET | Actualizado 19/02/2019 13:41 CET

Sánchez, contra los barones en su libro de memorias: "Desde el principio tuve la sensación de intruso"

"Ya en 2014 percibí que algunos me respaldaban solo para ganar tiempo hasta que Susana ocupara mi lugar".

Libro de Pedro Sánchez

Manual de resistencia(Península), de Pedro Sánchez, ya está en las librerías. Y el presidente del Gobierno, en este tomo de memorias, ha decidido volcar algunos de sus sentimientos y sensaciones más íntimas. Una de las impresiones más potentes la hace sobre el fatídico y cainita Comité Federal del 1 de octubre de 2016: "Desde el principio tuve esa incómoda sensación de intruso".

"Mi victoria en las primarias de 2014 se produjo con el apoyo de la federación andaluza, y ya desde entonces percibí que algunos me respaldaban sólo para ganar tiempo hasta que Susana ocupara mi lugar", escribe Sánchez. El actual presidente del Gobierno ahonda en lo que sintió por entonces: "Obtuve el cargo de secretario general, pero esa élite no me concedió legitimidad política para ejercerlo". "Durante dos años y dos meses esa interinidad que algunos habían decidido para mi mandato volvía frágiles mis decisiones y mi posición en la dirección política para ejercerlo".

"En el proceso de primarias que tuvo lugar para sustituir a Rubalcaba en 2014 pesaron los aparatos y no la militancia. La dimisión de la mitad de mi Ejecutiva demuestra la debilidad de ,os apoyos internos desde el primer momento, cuando se conforma aquel equipo. De todas formas, siempre he pensado que los verdaderos propietarios del partido son los militantes, como acabó demostrándose en las primarias de 2017 (...)"

En un lenguaje cercano y de estilo literario, Sánchez va desgranando su trayectoria política, comenzando por la historia más reciente y rememorando fechas clave como los días previos y posteriores a la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa. Él mismo explicó durante su entrevista en TVE que se trata de un libro que concibió cuando era jefe de la oposición.

A lo largo de las 315 páginas que tiene el libro, al que, por cierto, ha dado forma la secretaria de Estado para la España Global, Irene Lozano, se puede comprobar cómo a base de "siempre he pensado que", Sánchez va desgranando la parte de su vida que quiere que el público conozca. Entra incluso de lleno en polémicas, como el supuesto pacto con ⁦Susana Díaz⁩ para que ella fuera la candidata, asunto que al que se refiere abiertamente en el capítulo "Regreso a Ferraz".

"En contra de lo que se ha contado, yo mantengo distintas conversaciones, entre ellas con la propia Susana, en las que dejo claro que, en mi visión, el liderazgo orgánico va unido a la candidatura a presidente del Gobierno. Por tanto, puesto que ella decide no presentarse, no habría tenido sentido que hubiéramos pactado -como se ha dicho- que ella iba a ser la candidata a presidenta del Gobierno posteriormente. La obligación que ella tenía con Andalucía no se extenguiría en un año: si en 2014 no podía hacerlo, en 2015 tampoco. Susana no se presentó en aquel momento por su razonable compromiso con Andalucía, no por ningún pacto conmigo. Ni yo me comprometí a no presentarme a las primarias, no ese pacto hubiera tenido sentido. Se ha explicado así, pero nunca ocurrió así. Las coas en política tienen sus tiempos y su lógica: sencillamente no era su momento. Aun así, utilizó su influencia y la del socialismo andaluz para apoyar mi candidatura".

Sánchez también trata de justificar la publicación del libro cuando todavía está en activo como líder del Ejecutivo: "No resulta frecuente entre los mandatarios europeos publicar sus memorias al acceder al cargo de primer ministro. Y sin embargo, estas memorias concluyen justo cuando fui elegido presidente del Gobierno".

No resulta frecuente entre los mandatarios europeos publicar sus memorias al acceder al cargo de primer ministro. Y sin embargo, estas memorias concluyen justo cuando fui elegido presidente del Gobierno

El presidente tampoco escatima en detalles que seguro más de una vez se ha preguntado la ciudadanía sobre su llegada a La Moncloa, como cuál fue su primera decisión como presidente del Gobierno, que tomó junto a su mujer, Begoña. "Renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa". ¿El motivo? Para explicarlo, Sánchez recurre al refranero español: "'Dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión', y yo quería mantener mi criterio alejado del de mi predecesor", sentencia, ahondando en que sus diferencias con Mariano Rajoy son "por cuestiones ideológicas, pero también generacionales y quién sabe por cuántos motivos más".

Otra de sus decisiones, según revela Pedro Sánchez, al llegar a La Moncloa fue respecto a la prensa que reciben en la residencia. "Cambié la prensa deportiva por la internacional. Siempre me ha interesado mucho la actualidad del resto del mundo (...), me resultaba imprescindible en estos tiempos de fake news, en los que se confunde el chisme con la noticia y la charlatanería con lo relevante".

EL HUFFPOST PARA CARDHU