INTERNACIONAL
21/02/2019 14:45 CET | Actualizado 21/02/2019 16:09 CET

Guerra abierta entre Bruselas y Hungría por una campaña contra Juncker

Orban no se corta y acusa al líder de la Comisión Europea de querer facilitar la inmigración e imponer el reparto de refugiados.

AFP
Imagen de archivo de Orbán y Juncker.

El Gobierno húngaro ha defendido este jueves una "campaña informativa" en la que acusa a la Unión Europea (UE) y al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, de querer facilitar la inmigración e imponer el reparto de refugiados a los Estados miembros, algo desmentido por Bruselas.

La Comisión Europea (CE) "debería soportar las críticas", ha dicho el ministro de Gobernación, Gergely Gulyás, ante la prensa. Gulyás también se ha referido al cartel que forma parte de la campaña y en el que se pueden ver los rostros sonrientes de Juncker y del magnate estadounidense de origen húngaro George Soros, al que el Gobierno húngaro señala como su principal oponente.

"El anuncio es verdadero en todos sus elementos y contiene afirmaciones que se pueden sustentar", ha asegurado.

AFP
El cartel publicado por Hungría contra Juncker y la UE.

El cartel incluye afirmaciones como "Quieren introducir cuotas obligatorias de reubicación (de refugiados)", "Quieren debilitar los derechos relacionados con la defensa de las fronteras de los países comunitarios" y "Quieren hacer más fácil la inmigración con visas de inmigrantes" sobre un supuesto plan de la UE.

La CE ha declarado este martes que era "sorprendente" que una teoría de la conspiración "tan estrafalaria" tenga acogida en el discurso del Gobierno húngaro. "Los húngaros se merecen hechos y no ficción", ha afirmado el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, y ha desmentido la existencia de tales planes.

Los planes de Orbán

"Es una campaña importante y exitosa", ha recalcado Gulyás, quien ha subrayado que el partido gubernamental, el conservador Fidesz, es "leal al Partido Popular Europeo (PPE)", pero no había cambiado su opinión sobre Juncker.

El primer ministro, el nacionalista Viktor Orbán, y su partido, se opusieron a la elección de Juncker como presidente de la CE en 2014.

Gulyás recordó que la CE dirigida por Juncker no fue capaz de "mantener fuera a los inmigrantes y dentro al Reino Unido", en alusión al brexit.

No es la primera vez que el Gobierno de Orbán lanza una campaña de este tipo contra la UE o Soros, alertando de que fuerzas externas quieren fomentar la inmigración, sin aportar pruebas concretas.

El Gobierno húngaro reitera que Soros, en connivencia con la UE, planea traer a millones de refugiados a Europa, en un complot en el que también participaría Naciones Unidas.

Soros, un millonario estadounidense de origen húngaro, promueve el trabajo de ONG que fomentan los derechos humanos, la transparencia y la rendición de cuentas