TENDENCIAS
21/02/2019 16:21 CET | Actualizado 21/02/2019 16:24 CET

Joaquín Sabina vuelve a cantar ocho meses después de cancelar la gira de 'Lo niego todo'

Tuvo que parar en directo el concierto del Wizink Center de Madrid el 18 de junio.

Joaquín Sabina, durante la presentación del disco 'La sonrisa de Krahe'.

Joaquín Sabina ha vuelto. El cantante, que celebró su 70º cumpleaños el 12 de febrero, se ha subido de nuevo a un escenario y lo ha hecho para homenajear al cantautor Javier Krahe. El de Úbeda (Jaén) ha sido uno de los conocidos rostros de la presentación del disco La sonrisa de Krahe, que se ha celebrado este jueves en la sala Galileo Galilei de Madrid, aunque su presencia ha sido sin duda una de las más celebradas.

El autor de temas como Y sin embargo o Contigo volvió a coger un micro justo ocho meses después de haberse visto obligado a cancelar el final de su gira Lo niego todo. Una afonía le hizo suspender en directo el concierto en el Wizink Center de Madrid y cancelar también su presencia en las otras cuatro citas que tenía en el calendario: A Coruña (21 de junio), Córdoba (30), Albacete (7 de julio) y Granada (14).

En la Galileo Galilei, Sabina ha interpretado junto a Los Huérfanos de Krahe la canción Coplas patéticas.

El jienense ha recitado además un soneto escrito para Krahe.

En la cita, a la que han acudido también Javier Ruibal, Dani Flaco, El Gran Wyoming, Pepín Tre o Pablo Carbonell, Sabina ha recordado los tiempos que compartió con Krahe a finales de los setenta y principios de los ochenta: "Por extraño que les parezca, sin ninguna duda el momento en el que me he sentido con más éxito y más feliz en mi vida fueron los años de La Mandrágora".

"Y todos los viajes que hicimos juntos en un 'cuatro latas' que aguantó varias vueltas a España hasta que un día se paró en mitad de Guadarrama con un frío del copón. Krahe se bajó, abrió el capó, miró y vio que había dos cables que se habían separado. Les puso un chicle y eso duró justo hasta la puerta de su casa", ha rememorado el cantautor, que ha definido a Krahe como "un sabio".

"Siempre he necesitado maestros, siempre me ha gustado estar con gente que sabía más que yo o que era más decente que yo. El mejor maestro que he tenido en mi vida ha sido Krahe, por eso me siento especialmente huérfano", ha dicho en la presentación del disco homenaje que sale a la venta el viernes 22 de febrero.

"Me puedo reír con las bromas, pero a solas en mi casa no me río, se me planta un lagrimón, como diría el tango", ha confesado el cantautor de Úbeda, quien se ha referido a Krahe como "el mejor amigo" que nunca ha tenido, "el mejor interlocutor". "La vida perdió, nos dejó, harto consuelo, su memoria. Viva Javier Krahe, viva Madrid", ha rematado.

EL HUFFPOST PARA TOYOTA