TENDENCIAS
25/02/2019 02:37 CET | Actualizado 25/02/2019 08:34 CET

Los siete vestidos para recordar de la alfombra roja de los Oscar 2019

¡Wow!

La de los Oscar es la alfombra roja más importante del año. Contratos millonarios, meses de planificación y looks estudiados hasta el último detalle. La edición de 2019 no iba a ser menos y las estrellas han posado antes las miles de cámaras apostadas en la entrada del teatro Dolby de Los Angeles con sus estilismos más espectaculares.

El rosa y el plata metalizado han sido los grandes protagonistas de una alfombra roja que ha desafiado los estereotipos con hombres en falda y mujeres en pantalón. Aquí algunos estilismos para recordar.

Gemma Chan, de Valentino

GTRES

Con un vestido de impacto recién salido de la última colección de alta costura de Pierpaolo Piccioli para Valentino. A Gemma Chan no le ha hecho falta nada más para acertar de pleno.

Sarah Paulson, de Brandon Maxwell

Siguiendo la tendencia de la noche, la actriz ha apostado por un voluminoso vestido con aberturas en la cintura de Brandon Maxwell. Impecable el recogido, el maquillaje y las joyas.

Brie Larson, de Céline

La futura Capitana Marvel ha llegado a la alfombra roja como si se tratara de una superheroína. Con un look mucho más rockero que el que eligió cuando recogió su Oscar por La habitación, Larson estaba imponente.

Marta Nieto, de Delpozo

La protagonista del corto nominado Madre ha rescatado un Delpozo de los comienzos de Josep Font en la firma española, culminando su estilismo con un clásico labial rojo.

Billy Porter, de Cristian Siriano

Ha sido uno de los primeros en pisar la alfombra roja y lo ha hecho con mucha fuerza. El esmoquin con falda de Cristian Siriano no ha dejado a nadie indiferente y ha sido de los looks más comentados de esta edición de los Oscar.

Charlize Theron, de Dior

Imponente. Pocas personas pueden salir bien paradas con un vestido de cuello alto con la espalda al descubierto, Charlize Theron sí.

Emma Stone, de Louis Vuitton

La actriz ha cambiado este año los pantalones por este vestido con pronunciadas hombreras de Louis Vuitton, firma de la que es embajadora. Una apuesta arriesgada y vencedora.