POLÍTICA
27/02/2019 11:43 CET | Actualizado 27/02/2019 11:48 CET

Los senadores cobrarán 8.822 euros de finiquito por la disolución de la Cámara

Sus señorías podrán conservar su Iphone pagando 518 euros y su tableta, por otros 175.

Sergio Perez / Reuters
El salón de plenos del Senado, en una imagen de archivo.

La Mesa del Senado ha tomado en su última reunión de la legislatura las disposiciones necesarias para que los senadores que no forman parte de la Diputación Permanente puedan cobrar un finiquito de 8.822 euros por una retribución "transitoria" con motivo de la disolución de la Cámara.

Esta cantidad, sujeta a impuestos, resulta de multiplicar una cuantía diaria de 163,38 euros fijada para estos parlamentarios a contar desde el día en que se publique el decreto de convocatoria de las elecciones generales, es decir, el próximo 5 de marzo, hasta la víspera de los comicios del 28 de abril.

No percibirán esta indemnización los 58 senadores designados por los Parlamentos autonómicos, que lo seguirán siendo hasta que las Cámaras los ratifiquen o los cambien tras las elecciones autonómicas.

Tampoco la cobrarán los 37 titulares y 36 suplentes de la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al pleno en los períodos inhábiles y tras la disolución de la Cámara por convocatoria electoral.

Según ha explicado el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz (PP), tras la reunión de la Mesa, esta paga está destinada a los parlamentarios que no dispongan de otros ingresos por actividad laboral desde el 5 de marzo, de manera que si algún senador se incorpora a un puesto de trabajo a partir de esa fecha tendría que devolverla.

Se pueden quedar los teléfonos... si los pagan

También ha señalado Sanz que a partir del próximo miércoles, una vez disueltas las Cortes, los miembros de la Diputación Permanente solo percibirán la retribución que les corresponda como integrantes de este órgano, sin los complementos que pudieran tener por los cargos que ahora ocupan en las distintas comisiones de la Cámara Alta.

Además, una vez que se hayan celebrado las elecciones del 28 de abril los senadores que dejen definitivamente la Cámara Alta podrán optar a una indemnización por cese que se calcula al multiplicar los 2.972,98 euros de una mensualidad de la asignación constitucional -el "salario base" de los senadores- por cada año de mandato del senador, hasta un límite máximo de 24 años.

Sanz ha señalado que los exsenadores podrán conservar el teléfono móvil y la tableta que reciben para su uso en el Parlamento previo pago de 518 euros por el Iphone y de 175 por la tableta.

QUERRÁS VER ESTO

¿Para qué sirve el Senado?