POLÍTICA
27/02/2019 12:17 CET | Actualizado 27/02/2019 19:06 CET

Mas advirtió a Puigdemont de que no descartara elecciones

Declaración en el juicio del 'procés'

El expresidente catalán Artur Mas ha revelado este miércoles que no se opuso al referéndum del 1-O pero advirtió a su sucesor, Carles Puigdemont, que lo llevara a cabo "en un marco legal que el Govern pudiera controlar", por lo que no debía "abandonar la capacidad de convocar elecciones".

Así lo ha manifestado Mas en su declaración como testigo en el juicio del "procés", en que ha precisado que dio ese consejo a Puigdemont en base a su "experiencia" por la organización de la consulta del 9N, que le ha costado una condena de trece meses de inhabilitación.

A pregunta de la acusación popular ejercida por Vox, Artur Mas ha detallado que se permitió la "licencia" de dar su opinión sobre la posibilidad de un nuevo referéndum de independencia, en alguna reunión con miembros de su partido y Puigdemont, porque suponía una "alteración de la hoja de ruta" con la que la coalición JxSí se presentó a las elecciones de 2015.

En su intervención en aquellas reuniones, Mas mantuvo que no se "opondría" a un referéndum pero avisó a Puigdemont de que "no se perdiera nunca por parte del Govern la capacidad de iniciativa institucional en un marco legal que la Generalitat pudiera controlar.

Alteración de la hoja de ruta

"No abandonéis nunca la capacidad de convocar unas elecciones. No la perdáis nunca, porque ahí es donde el Govern de la Generalitat tiene la capacidad de control de la situación", ha resumido Mas sus consejos al Govern.

Mas ha recordado que sus consejos venían de la "experiencia" del proceso participativo del 9N, en el que, "ante la dificultad de llevarlo a cabo", pudo constatar que "ese control legal se podía perder".

El expresident catalán ha añadido que en las reuniones sobre el referéndum a las que asistió siempre oyó hablar de la "voluntad" de pactar la consulta con el Gobierno y no de una apuesta por convocarlo unilateralmente.

Según Mas, en las reuniones que mantuvo sobre el 1-O no se le pidió una "opinión explícita", aunque él manifestó algunas consideraciones que "en algunos casos fueron tenidas en cuenta y en otras no".

Artur Mas ha recordado que Puigdemont "llegó a la conclusión de que era bueno que hubiera una segunda consulta y un referéndum sobre lo mismo que ya había habido en 2014", en base a "muchas conversaciones e ideas que llegaban, algunas de la sociedad civil organizada".

Photo gallery Artur Mas See Gallery